Polideportivo

Polideportivo

polideportivo
polideportivo

La noticia desde Barcelona

Domènec García, en Mundo Deportivo, lo escribe así el 12 de octubre de 2003: "El gobernador civil Tomás Pelayo Ros tuvo, además, conocimiento por la prensa de la época de que la entidad organizadora había sido galardonada con la primera medalla de oro del F.C. Barcelona. A Agustí Montal no le quedó más remedio que aguantar una bronca casi cómica: ‘Pero, ¿es que usted no sabe que la primera medalla de oro de una entidad como el Club de Fútbol Barcelona ha de ser necesariamente para nuestro Caudillo?’, le espetó Tomás Pelayo Ros, que años después llegó a ser Delegado Nacional de Deportes... Montal tenía un toro difícil de lidiar, dado que el anuncio de la concesión de la primera medalla de oro del Barça a los barcelonistas de Manresa estaba hecho y divulgado a los cuatro vientos. Dar marcha atrás para que el dictador fuera el beneficiado hubiera sido todavía peor, por el ridículo que suponía. Se halló una solución intermedia para salir de tan engorrosa situación: conceder a Franco la primera medalla de oro del 75 Aniversario, que le sería librada en los primeros días de 1974, año de la efeméride. La Casa Civil de ‘Su Excelencia’ lo aprobó.

...El 27 de febrero de 1974, el Generalísimo recibió en audiencia en El Pardo a la directiva del Barcelona, que le entregó la primera medalla de oro de las Bodas de Platino. A la audiencia no acudieron ni Raimon Carrasco (cuyo padre fue fusilado en 1938 por las fuerzas franquistas) ni Ferran Ariño (por motivos de conciencia). Dos ausencias que se taparon ante el rígido protocolo del dictador. Ésa fue la única medalla de oro que el Barça entregó a Franco. Y ésa es la medalla que, aunque sea de forma simbólica, el Barça y los barcelonistas quieren retirarle. Lo decidirá el día 20 la Comissió de Notables que encabeza Raimon Carrasco. Así se eliminará el último vestigio franquista que queda en la historia blaugrana".