Polideportivo

Polideportivo

polideportivo
polideportivo

Champions League | Milán 4 - S. Praga 1

Shevchenko mantiene con vida al campeón

El ucraniano apareció cuando más lo necesitaba su equipo

A. MARTÍN

Shevchenko mantiene con vida al campeón
DE CABEZA A CUARTOS. Inzaghi remata pero Blazek rechaza el balón.

La alegría en casa del pobre dura poco. El Sparta de Praga aprovechó la picardía de su delantero Jun para anotar el tanto del empate en un momento delicado para las huestes de Ancelotti y colocar al vigente campeón de Europa contra las cuerdas. Pero he ahí que apareció un frío delantero llamado Andrey Shevchenko para poner las cosas en su sitito apenas siete minutos después. El delantero ucraniano anotó dos tantos que sirvieron para que los rossoneri continuasen con vida en la máxima competición europea.

Hasta entonces, los checos, que tras comenzar muy fríos fueron envalentonándose cada vez más, habían dejado su calidad en diversas triangulaciones que les acercaron hasta la meta de Dida. Sin embargo, su fl oja pegada se notó en demasía. Cuando se llegaba al descanso, Inzaghi remataba de manera inverosímil un centro de Cafú y batía a Blazek. Así se abría la espita de los goles, que no del juego, lento y aburrido a lo largo de toda la primera mitad.

La segunda mitad ganó más en calidad y en tensión, sobre todo cuando Jun anotó el gol del empate de los checos. El tanto del delantero centroeuropeo, que había salido apenas un par de minutos antes, dejaba al vigente campeón fuera de la competición. Era el momento de los cracks, y Shevchenko no lo desaprovechó. El ucraniano marcó dos tantos justo cuando más lo necesitaba su equipo y llevó en volandas al Milán a los cuartos de fi nal. Gattuso, el trotón guerrero, puso el punto y fi nal con un disparo que tras tocar en un defensa, se introdujo en la meta checa. Fue un triunfo demasiado abultado para el fútbol realizado por el campeón.

Hasta ayer sólo llevaba cuatro tantos

Pese al mal encuentro, el Milán consiguió su primera gran goleada en Europa en esta temporada. El conjunto lombardo sólo había marcado cuatro tantos en seis partidos (la primera fase de la Champions) repartidos de la siguiente manera: dos al Ajax, uno al Brujas y otro al Celta, pero que le sirvieron para ser primero del grupo H. Además, en la ida ante el Sparta, consiguió un empate sin goles en Praga.