Polideportivo

Polideportivo

polideportivo
polideportivo

Ciclismo | Entrenamiento

Agenda ocupada: viaje a Venecia, premios, el Tour...

"Yo sólo quiero y sé dar pedales"

Agenda ocupada: viaje a Venecia,  premios, el Tour... Ampliar
AGUA PARA TODOS. Valverde paga su garrafa de agua.

No es fácil dar con Alejandro Valverde. "No nos coge el móvil ni a nosotros", dice un amigo suyo. Tan pronto está corriendo, como de viaje promocional, recibiendo un premio al mejor deportista o subiéndose a los Pirineos para probar los puertos del Tour de Francia.

Los nervios por tener cerca el prólogo de Estrasburgo le han hecho decir basta. "Ya no puedo llegar a tantos compromisos. Me tengo que centrar en la carretera. Y es que, además, lo único que sé y quiero hacer es dar pedales", nos confiesa. En las semanas últimas, Ale ha tenido que viajar a Venecia para fotografiarse con las zapatillas Nothwave. "Ha sido un viaje cansadísimo. Dos días, cuatro vuelos, coche... Suerte que me fui con Ángela y hemos podido pasear por Venecia". Regresó sin tiempo para recibir el premio al mejor deportista murciano de la temporada. Valverde se cruza en la calle con un cicloturista del CC Moratalla. "¿Por qué no te vienes el domingo con nosotros? Le hará mucha ilusión a los chavales", le espeta. A Alejandro ya se le ha endurecido el corazón lo suficiente como para ponerle freno a esta locura: "Ahora debo dedicarme a preparar el Tour". Y hasta allí que se fue, con sus compañeros de equipo en el Illes Balears, a subir cuestas pirenaicas. "Es bueno tener la mayor información posible". Aunque sea sudando la gota gorda con el nuevo maillot del equipo. "El negro hace sudar mucho, pero nos van a habituar". ¿Quién dijo que los ciclistas no están en todo?

Eusebio Unzué y sus hombres estarán ya el próximo miércoles en Estrasburgo con Alejandro Valverde como bandera, como jefe de filas para las grandes etapas y también optando al premio gordo en la general: "El Tour está este año más abierto que nunca". Lo dice él y todos le van secundar, porque sin Lance Armstrong se abre una nueva vida en el pelotón. Y en el Tour de Francia.