Actualizado

Actualizado a las

Polideportivo

Polideportivo

polideportivo
polideportivo

Samuel Sánchez

"Puedo ser el tapado de esta Vuelta, no descarto el podio"

El Euskaltel es Mayo y después, Zubeldia. Pero el equipo tiene a un escalador de condiciones parecidas a las de Valverde, aunque más flojo en las cronos. Se trata del asturiano Samuel Sánchez, del que de momento casi nadie ha hablado.

¿Hay quien pronostica que usted puede ser el tapado de esta Vuelta?

Pues igual sí. Pienso que llego en buena forma. Estoy con un kilo menos que el año pasado y los tests que he hecho me dan confianza de que puedo hacer una buena carrera.

¿Qué le parece el recorrido?

Yo lo divido en dos partes. En la primera, no tengo que perder tiempo y, en la segunda fase, ganarlo. Hay que empezar en buena forma para poder estar con los mejores en La Covatilla. Y al final hay una etapa trampa, la de Calar Alto. No es sólo la llegada, hay tres puertos de unos quince kilómetros de ascensión y en los que se sube por encima de los 1.600 o incluso 1.800 metros. Con ese recorrido y a final de carrera, si pillas una pájara te pueden caer minutos como agua.

¿Qué es lo que más le gusta del trazado?

En las grandes vueltas lo mejor para mí es la última semana. Siempre se me da bien, porque a medida que pasan las etapas mejora mi estado físico con respecto a los demás. Soy un corredor de fondo.

¿Y lo peor?

Siempre las contrarreloj. Son las etapas que siempre me penalizan. Afortunadamente este año son muy cortas y eso me favorece.

¿Hacia dónde apunta Samuel en esta Vuelta?

Mi propósito es intentar quedar entre los cinco primeros de la general, y si se me pone a tiro, luchar por meterme en el podio. Ganar una etapa de montaña, como el año pasado, también sería muy bonito.

¿Funcionará el triunvirato del Euskaltel?

¿Por qué no? No somos los únicos. Están Valverde y Pereiro en el Baleares, Menchov y Rasmussen en el Rabobank. Mayo, Zubeldia y yo somos perfectamente compatibles.

¿Quién es el que está mejor de los tres?

Ahora mismo Iban Mayo. Lo ha demostrado en las últimas carreras.

¿Y si le toca trabajar para él?

Si la carrera o las órdenes en el equipo lo deciden así, no hay ningún problema. Tampoco sería la primera vez.