Actualizado

Actualizado a las

Polideportivo

Polideportivo

polideportivo
polideportivo

Ciclismo | La Operación Puerto sigue su curso

Los equipos, dispuestos a excluir a los sospechosos

Los inocentes tendrían que demostrarlo con su ADN

Los equipos, dispuestos a excluir a los sospechosos Ampliar
IMPACTANTE. El caso de Ivan Basso ha provocado que los equipos se acerquen a las tesis del Tour.

El impacto que ha provocado en el pelotón el caso de Ivan Basso, unido al aún reciente golpe de la culpabilidad de Jan Ullrich, ha venido a reforzar las tesis de los organizadores de las tres grandes vueltas que argumentan que por mucho que el juez español haya archivado la Operación Puerto el ciclismo no puede ignorar las consecuencias que está teniendo en la opinión pública mundial y que hay que atacar el asunto de raíz si se quiere salvar la imagen de este deporte.

El martes, Christian Prudhomme, director del Tour de Francia, y Gilbert Ysern, consejero delegado de ASO, aprovecharon la tradicional reunión de directores de la Flecha Valona, de la que también son promotores, para volver a insistir sobre la necesidad de que los ciclistas sospechosos no aparezcan en las carreras.

Para el próximo sábado, en vísperas de la Lieja-Bastoña-Lieja, que también organiza ASO, hay prevista una reunión de la asociación de equipos del ProTour (IPCT) en la que se iba a decidir el veto a participar en las tres grandes vueltas a los ciclistas presuntamente implicados. Pero, en la reunión del martes, el Tour ha pedido que se extienda a todas las carreras. Y por lo que se ha filtrado, parece que una amplia mayoría de equipos está dispuesto a aceptar la propuesta.

Para los ciclistas que se consideran limpios, que alguno habrá, sólo les quedaría una salida: recurrir a un tribunal y demostrar su inocencia aportando su ADN.

Tarde o temprano. Lo que está claro es que la Operación Puerto sigue su curso. Ha tenido sus consecuencias en Alemania, las va a tener en Italia y, tarde o temprano, las tendrá en España. Porque por mucho que se archive el caso judicialmente, luego llegarán los expedientes deportivos.

Mientras dure el proceso jurídico, sobre el cual hay ahora mismo varios recursos contra el archivo del expediente las autoridades deportivas no podrán pedir las pruebas judiciales para utilizarlas en sus expedientes deportivos. Pero una vez se archive definitivamente o se cierre, caso de prosperar el recurso, la Federación Española, la UCI o el AMA tendrán las mismas pruebas que han inculpado a Ullrich y veremos si también a Basso.