Estás leyendo

Los cambios de sexo más relevantes del deporte

Los cambios de sexo más relevantes del deporte

María Torre-Madé. La atleta española que cambió de sexo y alarmó a Pilar Primo de Rivera

María Amparo Rita Torre-Madé nació en 1923 y fue mujer hasta los 19 años. Brilló en atletismo en tiempos difíciles y se caracterizaba por su fuerza física. Sin embargo, a esa edad sus padres decidieron llevarla al médico, alarmados porque la chica sentía atracción manifiesta por las mujeres, lo que no era bien visto en la época. Además, a esa edad no le había llegado el periodo ni había desarrollado los pechos. El asunto parecía más bien raro. Los doctores diagnosticaron que era un hombre, María se convirtió en Jordi y llevó una vida normal. Y alejada del deporte. Tenía órganos sexuales masculinos internos. Cuentan que su caso fue decisivo a la hora de que Pilar Primo de Rivera, la hermana de José Antonio, fundador de la Falange, prohibiese el atletismo femenino en España. Según su simple lógica, convertía a esbeltas damiselas en rudos caballeros. Los Campeonatos de España femeninos, que se celebraban desde antes de la Guerra Civil, no se reanudaron hasta los años sesenta.

Heidi Krieger. Se hizo hombre por culpa de los anabolizantes

A los médicos y técnicos de la antigua República Democrática Alemana se les fue la mano con Heidi Krieger y acabaron convirtiéndola en Andreas. Para que lograra el oro en el lanzamiento de peso de los Europeos de Stuttgart 1986 (la RDA quería impresionar a los otros alemanes, los del Oeste, en su propia casa) le llegaron a suministrar 2.590 miligramos anuales de Oral Turinabol, un anabolizante conocido como Creador de Músculos. Heidi comenzó a no sentirse mujer y tuvo tendencias suicidas, hasta el punto de pensar en estrellarse con su propio coche. En 1997 le extirparon el útero, los ovarios y los pechos y ahora vive en Alemania como un hombre.

Robert Millar. El ciclista que se convirtió en mujer y pasó a llamarse Philippa York

Robert Millar, uno de los mejores ciclistas escoceses de todos los tiempos y rival de nuestro Perico Delgado en los años ochenta, se llama ahora Philippa York y vive con su novia. Nació el 13 de septiembre de 1958, en Glasgow, y en sus años de profesional del ciclismo obtuvo éxitos notables. Los más sonados, el cuarto puesto en el Tour de Francia de 1984, por detrás de Fignon, Hinault y Lemond, y con triunfo final en el Gran Premio de la Montaña, y el subcampeonato del Giro de Italia, tres años después. Sin olvidarse de dos segundas plazas en la Vuelta a España en 1985 y 1986. En 1983 se casó con la francesa Sylvie Transler, con la que tuvo un hijo. En 1992 fue protagonista de un caso de dopaje y sufrió una descalificación de tres meses por arrojar en los análisis un exceso de testosterona. En 2003, sin dar mayores explicaciones al respecto, apareció como hombre y llamándose Philippa York, ya separado de su esposa. Antes había desaparecido de la vida pública por completo y los periódicos ingleses especulaban con lo que podía pasar. Pero no suponían que era una mujer.

Richard Raskin. La tenista Renée Richards había sido un marino

Richard Raskin cambió de sexo en 1976 y pasó a llamarse Renée Richards. Y pretendió integrarse en el circuito femenino de tenis. Había sido veterano de la Marina de los Estados Unidos y oftalmólogo de prestigio. Se casó con una modelo y tuvo un hijo. Luego se separó y se hizo mujer. En 1978, a los 43 años, llegó a la final de dobles mixtos del Abierto de Estados Unidos (junto a Ilie Nastase) y en la siguiente edición alcanzó los cuartos individuales, donde perdió con Navratilova. En la imagen del grupo se ve a Richards (segunda por la izquierda) junto a Pam Shriver, Navratilova y Billie Jean King.

Erika Schinegger. Fue campeona de esquí, pero era un hombre

Cuando Erika Schinegger nació el 19 de junio de 1948 en Agsdorf (Austria), la comadrona que asistió a su madre proclamó eufana: "Es una niña preciosa". Grave error, porque Erika era ya niño. Sin embargo, la ausencia externa de órganos genitales masculinos hizo que fuera tratada como mujer hasta que se le detectó su verdadero sexo a los 20 años, y fue operada para convertirla en Erik. Antes, con 18, había sido campeona mundial de descenso en Portillo (Chile). Actualmente está casada con la que fue su amiga cuando era mujer (a la izquierda en la foto grande) y con la que tiene una hija, llamada Claire.

Etiquetado en:

También te puede interesar