Polideportivo

Polideportivo

polideportivo
polideportivo

Más deporte | Billar

"Merckx y yo somos los más populares en Bélgica"

Raymond Ceulemans, 35 veces campeón mundial de billar y tan célebre en Bélgica como el mismísimo Merckx, participa en un congreso en Madrid. Aquí se ha reencontrado con Avelino Rico, aquel español que le derrotó sorprendentemente en el Mundial de Las Vegas en 1986.

"Merckx y yo somos los más populares en Bélgica" Ampliar
EL REENCUENTRO. Avelino Rico y Raymond Ceulemans, en los billares de la Federación Española.

Si en España se desliza el apellido Ceulemans, la primera imagen que normalmente nos viene es la de Jan Ceulemans, aquel delantero belga de los 80 que nos metió el 1-O en el Mundial de México en 1986, antes de eliminarnos en los penaltis. Pero en Bélgica hay un Ceulemans más célebre: Raymond, 35 veces campeón del mundo de billar y 48 de Europa, entre los años 1962 y 2001.

"Jan y yo somos familiares, pero lejanos, de tercer rango", cuenta Raymond Ceulemans, que está en Madrid participando en un congreso organizado por la Federación Española en la sede del COE. "Y sí, es verdad que soy el deportista más popular de mi país junto a Eddy Merckx. Somos buenos amigos. El fútbol, el ciclismo y el billar son los principales deportes allí, aunque ahora también se ha unido el tenis gracias a Justine Henin y Kim Clijsters".

Aquel 1986 en el que el penalti errado por Eloy Olaya nos sacó del Mundial, también hubo un duelo hispano-belga en el billar a tres bandas, aunque la suerte fue inversa. Avelino Rico llegó a Las Vegas de puntillas y se volvió con el título. Ambos se acaban de reencontrar en Madrid, con AS como testigo.

Avelino derrotó en semifinales al ya mítico Ceulemans, que lo recuerda con memoria prodigiosa: "Yo tenía muchos títulos ganados, en 1978 había logrado el 100º y por eso me apodaron Mister 100. Me crucé con Avelino y me ganó muy bien: yo iba por delante 48-30, él hizo un 5 y un 15, y acabamos 48-50. En la final le tocó Blondhal, otro hueso, y empezó perdiendo 37-15, pero hizo una serie de 23 entradas y terminó venciendo 46-50. Fue increíble".

A sus 79 años, Avelino afirma que aquel título "no cambió" su vida: "Si acaso me sirvió para conocer mucho mundo y muchas personas. Pero yo seguí con mi profesión de delineante. Yo jugaba al billar como amateur. Sólo al año siguiente fiché por Bayer, que era una especie de Tour profesional como el que había en tenis con Gimeno y compañía. Pero sólo duré una campaña. Otra vez pude vencer a Ceulemans, pero él me ganó muchísimas más. Es fabuloso".

Avelino ya sólo juega al billar "con amigos y como entretenimiento, pero sin marcador...". Y cuando Ceulemans, de 73 años, oye esto último, atrona en una carcajada: "¿Sin marcador, Avelino? Yo sí juego, pero sólo por equipos. Eso sí, en Primera División. Estoy en el equipo de los Ceulemans, con mi hijo Kurt y con mi nieto Peter. Y sí he ganado dinero con el billar, pero nada exagerado, gracias sobre todo a los negocios, los salones y a las exhibiciones".