Actualizado

Actualizado a las

Polideportivo

Polideportivo

polideportivo
polideportivo

Aeronáutica | Una federación y diez modalidades

"Ramón Morillas es nuestro Rafa Nadal"

Roca, presidente, asume el riesgo de su deporte

Manuel Roca Viaña (Córdoba, 27 de abril de 1964) preside una federación, la de Aeronáutica, compuesta por diez modalidades diferentes, que tiene una estrella llamada Ramón Morillas y que está considerada como de riesgo, asociada a los accidentes. "Hay mucho Rambo dentro de nuestras disciplinas, sobre todo en paracaidismo", admite el presidente, pero explica: "No podemos evitar que la gente haga deporte en sitios peligrosos... Hay riesgo, pero no menos que en otros deportes".

Y estima que en 2010 hubo cinco muertos en actividades relacionadas con su federación, "que consten". Una de las desgracias más populares fue la del piloto acrobático Alejandro McLean. "Fue una perdida personal y deportiva... Iba a ser el futuro campeón mundial de la modalidad".

Las diez modalidades que se engloban en la Real Federación Española de Aeronáutica son Aeromodelismo, Ala Delta, Vuelo a Vela, Aerostación, Vuelo con Motor, Parapente, Vuelo Acrobático, Paracaidismo, Ultraligeros y Paramotor, y cada una de ellas tiene su representante en la Junta Directiva de la Federación.

En todas ellas el hombre vuela, de una u otra manera, salvo en Aeromodelismo, una especialidad que parece extraña a todas las demás. "Es como si en Automovilismo englobásemos el Scalextric", reconoce Manuel Roca, medio en broma, medio en serio. El hecho de acoger diez modalidades en un solo ente federativo complica las cosas organizativamente. "Para hacerse una idea, es como si hubiera una federación en la que tuvieran cabida todos los deportes de balón: fútbol, baloncesto, balonmano, voleibol...", cuenta el presidente. Un lío.

Caer a 190 por hora.

En paracaidismo, una de las modalidades estrella de la federación, se consiguen las máximas velocidades del ser humano libre de artilugios, cuando es capaz de descender a 190 km/h antes de desplegar el paracaídas.

Pero la gran estrella de la Aeronáutica española es Ramón Morillas, un granadino que ha sido cinco veces campeón del mundo de Paramotor y que tiene todos los récords mundiales, tanto de distancia como de altitud.

En la primera modalidad destaca la marca de 1.105 kilómetros recorridos entre Jerez de la Frontera y Canarias, y en la segunda varias ascensiones por encima de los 5.000 metros sobre el nivel del mar. "Morillas es nuestro Rafa Nadal", dice el presidente, pero "se ha dedicado más a batir récords que a competir oficialmente", señala.

La referencia histórica de la Aerostación española es Jesús González Green, y la más reciente Laureano Casado, miembro del antiguo equipo de Al Filo de Posible, de Sebastián Álvaro, y padre de Arturo Casado, campeón europeo de 1.500 en atletismo.