Actualizado

Actualizado a las

Polideportivo

Polideportivo

polideportivo
polideportivo

Boxeo

Pacquiao-Márquez III: alta tensión en Las Vegas

El mexicano dijo en Filipinas que fue robado en los episodios previos.

Pacquiao-Márquez III: alta tensión en Las Vegas Ampliar
EL DIABLO, EN HOLLYWOOD. Pacquiao se entrena en el recargado Wild Card Gym de Hollywood, donde cuelgan banderas de muchos países: entre ellas la de España.

El próximo sábado 12 de noviembre, sobre el ring del MGM de Las Vegas, un calambrazo interior activará los puños de Manny Pacquiao. Es el que le lleva recorriendo el estómago desde que Juan Manuel Márquez apareció en Filipinas, para promocionar su tercer pleito contra PacMan, con una camiseta en la que se podía leer: "Márquez ganó a Pacquiao dos veces!!".

Dinamita, nacido en el DF de México y residente en California (38 años, 53-5-1 de récord) ha calentado el combate, en el que se pone en juego el mundial welter de la OMB, hurgando en el honor de Pacquiao (32 años, 53-3-2), parlamentario en su país. Márquez es de los pocos púgiles que pueden decir que han logrado toser al diablo filipino. Hicieron nulo en el 2004 y cuatro años después, una decisión dividida de los jueces con mucha polémica dio la victoria a Pacquiao.

La mención al robo no ha hecho sino inflamar al campeón mundial en ocho divisiones diferentes. "Es el mejor Pacquiao que he visto nunca", dice Freddie Roach, su técnico. "Realmente siente rencor desde que vio esa camiseta en Filipinas y comenzaron esa campaña del robo... Manny no se lleva mal con nadie, pero este chico le ha dado una bofetada en su cara", advierte Roach.

La promoción de Top Rank, la poderosa empresa que controla la carrera del mejor libra por libra del mundo, les llevó a Manila y a Ciudad de México, donde se reunieron 30.000 aficionados para animar a Márquez, un púgil muy experimentado que se ha movido en el peso ligero (es campeón unificado), y sube dos categorías para hacer frente a Pacquiao en el welter.

El filipino apuesta porque no se pasará del sexto round y el preparador del mexicano, el gran Nacho Beristain, reconoce que "Pacquiao ha mejorado mucho desde su última pelea con Márquez". Mientras, Floyd Mayweather y Maravilla Martínez miran de reojo esperando una invitación de PacMan... o para cerrar un trato entre ellos que también se espera con ansiedad.