Polideportivo

Polideportivo

polideportivo
polideportivo

Alpinismo | Expedición BBVA Annapurna 2012

Día 36: la montaña va a seguir estando ahí

A última hora de la noche había caído casi un metro de nieve. Con el tiempo que tenemos aquí, pasar una noche estos días más arriba del campo base es simplemente una utopía.

Carlos Soria

Queridos amigos:

Las últimas 24 horas, lo reconozco, han sido bastante divertidas. Nunca había escuchado tantos chistes sobre el tiempo y los meteorólogos como los que han hecho mis compañeros por culpa de la nieve. Ayer, tal y como predije, a última hora de la noche había caído casi un metro aquí en el campo base (a 4.200 metros de altura), así que no quiero ni imaginarme cómo estará el Annapurna a partir del campo 2. Nos han llegado noticias de que en una de los ochomiles vecinos, el Dhaulagiri, hoy tenían previsto abrir huella hasta los 7.200 metros del campo 3 y dormir en él. Con el tiempo que tenemos aquí, pasar una noche estos días más arriba del campo base es simplemente una utopía.

Pese a que no hemos podido de salir del campo base, analizar los partes meteorológicos nos lleva su rato, más allá de los comentarios jocosos de mis compañeros de expedición. Pensábamos que a finales de esta semana podría haber una oportunidad para subir de nuevo hacia la cumbre, pero ahora parece que a partir del fin de semana vuelve a empeorar el tiempo. Lo interesante es que, si esta semana no está siendo tan mala, habrá que ver cuánta nieve cae la próxima, si es que todo va a peor.

Pero no hay que ponerse nerviosos. Ahora es fácil caer en la tentación de hacer cálculos sobre cuántos días nos faltan para volver a subir, y ponerse fechas próximas que nos animen en estos momentos de espera en el campo base, que para unos más que para otros, son difíciles de sobrellevar. Estaremos esperando los días que tengamos que esperar a que la montaña esté en condiciones. Ni uno más ni uno menos. Sé que a veces no es sencillo, porque hay muchísimas ganas de subir a esta cima, pero no queda otro remedio. Yo, por mi parte, hago todo lo posible para estar tranquilo. Aunque no sea fácil.