Actualizado

Actualizado a las

Polideportivo

Polideportivo

polideportivo
polideportivo

Foro AS | Raffaele Guariniello

"Sin justicia penal, la lucha antidopaje está perdida"

"En la lucha contra el dopaje, las fronteras están abiertas para los criminales pero cerradas para los magistrados y la policía", explicó Raffaele Guariniello, fiscal jefe de Turín.

Esther Sánchez Infante

Raffaele Guariniello, fiscal jefe de Turín que ha destacado por su lucha contra el dopaje en Italia, desgranó en su visita al Diario AS las claves fundamentales y los obstáculos que se encuentran las autoridades judiciales y policiales en la lucha contra el dopaje.

"Hace algunos años, cuando empezamos, las autoridades no tardaron en advertirnos de que el dopaje en el fútbol no era un problema real. Pero pronto llegamos a descubrir que las sustancias dopantes como los anabolizantes no se detectaban en los análisis porque no estaba programada su búsqueda. Cuando el laboratorio antidoping del CONI volvió a funcionar de manera distinta, se detectaron en la orina de los futbolistas sustancias como la nandrolona", explicó.

Guariniello ejemplificó a la perfección las trabas de la lucha contra los que buscan hacer trampas en el deporte. "Durante los Juegos Olímpicos de Invierno de Turín, un eficiente laboratorio se ocupó de la realización de los análisis. Se descubrió un único positivo. Entonces sucedió algo fuera de lo ordinario. Alguien manifestó que, con el objetivo de no espantar a los atletas, se suspendiera la ley italina antidoje durante las olimpiadas. De acuerdo con la GUADA, la fiscalía de la Republica realizó numerosas pesquisas. Muchos deportistas fueron registrados por la policía y estos registros derivaron en procedimientos disciplinarios contra atletas y personas vinculadas a ellos".

"De ello se deducen dos lecciones. La primera, que la colaboración entre la autoridad judicial y las deportivas, incluso las internacionales, es la vía maestra para desarrollar iniciativas en defensa de la salud de los atletas. Sin embargo, no se logra satisfacer del todo, piénsese por ejemplo en el fallecimiento de futbolistas por ELA (esclerosis lateral amiotrófica) no parece haber levantado la atención de las autoridades deportivas. La segunda es que no se debe luchar sólo con análisis de sangre y orina. Nos guste o no es necesario registrar y realizar interceptaciones telefónicas... Sin los instrumentos de la justicia penal, la lucha contra el dopaje esté perdida", afirmó.

"En tema de dopaje, falta una legislación que sea homogénea"

En ese mismo sentido, Guariniello continuó: "Hay una tercera lección y es que no se trata sólo de defender la salud de los deportistas de élite, sino de tutelar la salud de los muchos jóvenes y no tan jóvenes que practican actividades deportivas y que acuden a gimnasios. Nuestros jóvenes pueden comprar en las grandes superficies o en Internet productos que se venden como simples complementos alimentarios pero que contienen sustancias anabolizantes. Ese mercado no está controlado debidamente. Nos preguntamos: ¿las normas en vigor contemplan instrumentos para luchar contra el dopaje? Desafortunadamente no. En tema de dopaje, falta una legislación que en los temas principales sea homogénea".

"Por ejemplo, sólo en determinados países se castiga con pena. Hay países, como España, en los que no se le castiga. Estas diferencias tienen un efecto devastador. Reflexionemos sobre el hecho de que el dopaje representa un fenómeno con ramificaciones internacionales. Es necesaria una organización de carácter supranacional. Actualmente es necesario recurrir a las comisiones derogatorias, pedir a las autoridades judiciales de otros países que efectúen las investigaciones por su cuenta, pero las respuestas tardan meses, incluso hasta años y muchas veces son incompletas o no corresponden a lo pedido, por tanto son inútiles. Incluso a veces no llegan", añadió.

El fiscal jefe de Turín argumentó su propuesta. "Las fronteras se han abierto para los criminales pero siguen cerradas para los magistrados y las autoridades policiales que los combaten. El crimen del dopaje viaja a la velocidad de la luz, mientras que la lucha viaja aún en diligencia", subrayó.

"Hay que darle armas a la justicia deportiva"

Para el italiano, "hay que pasar a la aplicación concreta de la ley y necesitamos una intervención má sistemática". "Hay países en los que no constituye delito. En un momento determinado se realizó un juicio contra un futbolista holandés. Yo mandé secuestrar unos documentos y el magistrado de su país le pidió permiso para ello. Él no se lo dio y nos quedamos sin nada. En unos cuantos, sí es delito pero uno de los problemas es la escasa colaboración con la autoridad judicial. Yo juzgo la capacidad de un país para luchar contra el dopaje en función de sus sentencias. Se necesitan sistemas penetrantes, los que tiene la justicia ordinaria, para luchar contra el dopaje", añadió.

Preguntado si el dopaje debería ser delito, Guariniello explicó "hay que castigarlo si hay voluntariedad en el deportista y extender la sanción". "En Italia se castiga también al deportistas. Aquí no, y a mí me parece un error", indicó.

"Puede ser justo el no recurrir en exceso a la justicia penal, pero para ello, la deportiva debe funcionar correctamente. Pero, ¿puede interceptar comunicaciones, registrar, etc.? No. Lo que tenemos que hacer es darle armas a la justicia deportiva, no hay nada que reprocharle a ese juez", dijo.

"Es más fácil encontrar arrepentidos entre la mafia que entre los futbolistas"

Asimismo, en el Foro AS se departió sobre el arrepentimiento de los deportistas y la colaboración de estos. "Es más fácil encontrar arrepentidos entre la mafia que entre los futbolistas. Si los hay, no conozco ninguno. Pero sin duda, si los hay, hay que aprovecharse. Tenemos el caso del ELA, que existe un exceso de mortandad entre 24.000 futbolistas. Nadie contaba con una base de datos y nos basamos en los cromos de Panini. Tuvimos que ver si seguían vivos y si murieron, de qué. En ningún otro país del mundo se ha hecho una investigación de este tipo. ¿Por qué no se hace en Francia o en España? Todavía desconocemos la razón de esta mortandad. Hemos ampliado la investigación a ciclistas, jugadores de voleibol, de rugby, y eso no ocurre. Sin embargo, hay futbolistas que llegaron a Italia y enfermaron. Pero no se trata de criminalizar el fútbol", aseguró Guariniello.

El fiscal trasalpino no quiso opinar sobre el caso Contador: "A mí me gusta hablar de los juicios cuando conozco los papeles, lo que se dice en los bares es divertido pero no vale. Tendría que estar dentro del procedimiento para opinar".

El ponente quiso incidir en una idea: "No conseguimos afrontar el tema del dopaje si no se cuenta con una red a escala internacional. Falta coordinación en las investigaciones. Hay que decir una cosa claramente: queremos luchar contra el dopaje con palabras y con hechos. Pues ahora hay que pasar de las palabras a los hechos y eso supone modificaciones. No podemos seguir así porque el resultado es frustante y no conseguimos nada".

"Es más fácil castigar a un jugador de petanca que a un gran futbolista"

Sobre la Operación Galgo, Guariniello comentó: "El sistemas de las escuchas telefónicas es imortante pero no para todos los delitos se autorizan. Así que hay que prever una gradación. Se que los hay en contra de las escuchas pero para mí es fundamental. Debería estar permitido para este delito".

Además, se le preguntó por si hay un miedo a sancionar a los grandes deportistas. "Es más fácil castigar a un jugador de petanca que a un gran futbolista. Pero la ley tiene que ser igual para todos. Desde aquí quiero mandar mi agradecimiento a muchos periodistas deportivos que me han ayudado, aunque también muchos me han obstaculizado. Siempre he recibido mucho apoyo. En algunos he visto preocupación. Pero nadie tiene que sucumbir a la tentación de no ver. No condenemos a priori ni ignoremos", respondió.