Polideportivo

Polideportivo

polideportivo
polideportivo

BALONMANO

Juan de Dios: "Lo de Nagy deja sensación de tristeza"

"Entendemos que Nagy no va a jugar con España porque no ha dado ni respuesta ni explicación", asegura Román. Además, confirma que se celebra el Mundial de España en enero.

EFE

El presidente de la Federación Española de Balonmano, Juan de Dios Román aseguró sentirse sorprendido y triste por la resolución del caso Laszlo Nagy, que finalmente no jugará con España, pese a haber recibido el pasado mes de abril la nacionalización por carta de naturaleza.

En una entrevista concedida a la Agencia EFE, el presidente federativo explica los pormenores del caso del jugador húngaro, así como analiza las posibilidades de las selecciones masculina y femenina en los próximos Juegos Olímpicos de Londres

Pregunta.- España deberá afrontar, tanto en categoría masculina como femenina, una durísima primera fase en los Juegos de Londres. ¿El sorteo no pudo ser más desfavorable?.

Respuesta.- La composición de los bombos, con los que muchas federaciones no estábamos de acuerdo, y la posibilidad del anfitrión de elegir grupo ha propiciado que tanto en hombres como en mujeres los grupos hayan quedado francamente desequilibrados. Si a eso se le que sólo se pueden inscribir a catorce jugadores, cuando en Mundiales y Europeos se puede inscribir dieciséis, lo que rompe todo el trabajo realizado por los entrenadores durante cuatro años, propiciará el torneo olímpico más duro y con más posibilidades de sorpresa de las últimas ediciones.

P- La cita olímpica que ha estado marcada por la posible presencia en el equipo español del húngaro Laszlo Nagy. ¿Qué ha ocurrido para que Nagy no juegue finalmente con España?

R- Desde hace tres años el jugador había manifestado su deseo de jugar con España y por eso no había aceptado las llamadas de la federación húngara, para poder cumplir con el requisito de estar tres años sin jugar con otro equipo nacional. A la vez Nagy inicia los trámites para nacionalizarse, y toda vez que el jugador había manifestado claramente su deseo de jugar en España, lo que se hace es acelerar algo a lo que tenía derecho tras residir once años en España. La sorpresa llega cuando el jugador anuncia una nueva relación profesional con el Veszprem húngaro y se entiende por su actitud, porque esta Federación no tiene ninguna respuesta, ni explicación por parte de Nagy, que al volver a Hungría no jugará con el equipo español en el caso de ser convocado.

P- ¿Qué sensaciones le deja todo este caso?

R- A nivel personal es una sensación de tristeza y de sorpresa, porque nosotros hemos actuado pensando siempre en lo que era mejor para el balonmano español y para el jugador.

P- Y el balonmano español, que está atravesando una gravísima situación económica.

R- La situación es similar a la del resto de deportes. Pero es evidente que esta temporada el balonmano español deberá restringir sus presupuestos mediante la contención salarial, porque lo importante es que los clubes puedan continuar, además de buscar soluciones para que los campeonatos tengan un menor coste.

P- ¿Le preocupa el éxodo que se prevé para la próxima temporada de jugadores españoles?.

R- Estamos en el paso contrario, hace unos años teníamos un alto porcentaje de jugadores extranjeros, tanto en hombres como en mujeres, y ahora no sólo vendrán menos extranjeros, sino de menor calidad, mientras que nuestros mejores jugadores pasan a ser los que están cotizados en el mercado extranjero. Esto desde el punto de vista del espectáculo, del aficionado, de la Liga, evidentemente no es bueno, aunque ello pueda abrir paso a nuevos jugadores, a jugadores jóvenes, lo que de cara al futuro de la selección podría ser positivo.

P- Este año están previstas elecciones a la presidencia de la Federación. ¿Va a presentarse a la reelección?

R- En este momento ese tema no está encima de la mesa, lo que está encima de la mesa es la solicitud que hemos hecho al Consejo Superior de Deportes y que el balonmano español conoce, de que por razones de fechas, ahora tenemos los Juegos y el Mundial de España en enero, se retrasen las elecciones hasta después del Campeonato del Mundo.

P- ¿Y para cuándo esperan la respuesta?.

R- El Consejo está estudiando la respuesta y confiamos en que como muy tarde en el mes de junio sepamos a qué atenernos, porque de lo contrario no tendríamos fechas.

P- Dentro de seis meses España acogerá el Mundial de balonmano. ¿Cómo marchan los preparativos?

R- Siguiendo los pasos previstos. Estamos teniendo mucho trabajo para equilibrar el presupuesto en todas las sedes, pero es un tema que ya está prácticamente cerrado en todos los lados. Como ya he dicho será un Campeonato del Mundo austero, pero hay que sacarlo adelante.

P- Sin embargo, han surgido rumores sobre la posibilidad de que España no pueda organizar el Mundial. ¿Existe realmente esa posibilidad?.

R- Es una posibilidad tan remota como que ahora mismo es de día y dentro de un minuto de noche. Imposible... cierto es que la situación del país no favorece, pero todo es superable.

P- Entonces se puede asegurar que el próximo mes de enero el Mundial se jugará en España.

R- Por descontado.... hasta este momento, por descontado.