Estás leyendo

Ballbé, el seminarista que busca el milagro olímpico

Hockey

Ballbé, el seminarista que busca el milagro olímpico

Ballbé, el seminarista que busca el milagro olímpico

Debuta en unos Juegos y se prepara para ser sacerdote. La Selección debuta el lunes, a las 14:45, en el Riverbank Arena ante Pakistán.

Conocer a Litus Ballbé (Barcelona, 1985), jugador de la Selección española de hockey, es una experiencia. Su historia es tan íntegra como atípica y su pasión por hacer el bien le ha llevado a compaginar el hábito con el stick. Desde 2008, estudia en el seminario al mismo tiempo que compite en la División de Honor, primero en Santander y ahora en el Atlètic Terrassa. Pero los Juegos, sus primeros y últimos, son un punto de inflexión en su vida. "Me he dado cuenta de que ya no podré competir al máximo nivel, en equipos que aspiran a ganar Ligas y jugar competiciones europeas. El próximo año jugaré en Bruselas (Bélgica), donde podré estudiar, aprender inglés y francés", explica Ballbé a este diario tras el primer entrenamiento en la pista azul del Riverbank Arena.

 Todo comenzó en 2005, cuando Ballbé, de familia religiosa, acudió a la peregrinación de la Virgen de Medjugorje (Bosnia). El jugador descubrió su vocación, pero no fue hasta 2007 cuando decidió estudiar teología y dar el sí definitivo a su sacerdote. "Cada vez lo veía más claro. Aún no me he decantado por si me dedicaré a ser misionero, a ayudar a gente con problemas... El deporte al máximo nivel es brutal, pero notaba que me faltaba algo. La religión me da otro punto de vista, me ayuda a tener más valores y a conocer la vida", reflexiona mientras le golpea el sofocante calor que les ha recibido en Londres.

Su historia no está exenta de bromas en el seno del equipo español. Con apenas nueve internacionalidades, ya se ha ganado el afecto de sus compañeros. "Al principio les choca, pero poco a poco genera buen rollo y me hacen bromas, siempre desde el respeto. Me lo tomo bien, aunque les digo que tampoco soy un santo", advierte el internacional, que por la tarde, como el resto del equipo español, jugó un partido amistoso -de tan sólo 40 minutos- con Alemania, la selección que les privó del oro olímpico en Pekín 08.

Fotos y mensajes. Ballbé vivió ayer su primer día íntegro en la Villa Olímpica y ya está encantado. "Me sorprende todo. Desde el comedor a la facilidad que hay para relacionarte con el resto de los atletas". Ballbé también reseña cómo se va a motivar el equipo español en las habitaciones: "Hemos colgado fotografías y mensajes en el techo de las habitaciones y en las paredes. Nos sirven para motivarnos. Yo puse 'cada minuto es una oportunidad única'".

La Selección debuta el lunes, a las 14:45, en el Riverbank Arena ante Pakistán. No hay margen de error en un modelo de torneo en el que los dos primeros pasan a semifinales y los cuatro restantes quedan eliminados. "No podemos fallar. Nos lo jugaremos con Australia e Inglaterra", dijo un miembro del cuerpo técnico. Ballbé pondrá la ayuda divina en busca del milagro: el oro.

Repiten diez de Pekín 2008
Diez de los 16 jugadores seleccionados por Dani Martín estuvieron en los pasados Juegos Olímpicos de Pekín, en los que se obtuvo la medalla de plata. Por eso mismo, hay optimismo en el conjunto español.

Comentarios

Comentarios no disponibles

También te puede interesar