Actualizado

Actualizado a las

Polideportivo

Polideportivo

polideportivo
polideportivo

Asobal | AT.MADRID 30 - GRANOLLERS 26

Sabanovic y Cañellas evitan un disgusto al Atlético

La excepcional actuación del portero y el corazón del central permitieron al Atleti conseguir la victoria ante un Granollers que puso contra las cuerdas a los rojiblancos en la primera parte.

La excepcional actuación del portero bosnio Adnan Sabanovic y el corazón del central Joan Cañellas permitieron al Atlético de Madrid sumar una sufrida victoria (30-26) ante un Fraikin Granollers, que puso contra las cuerdas a los rojiblancos en la primera parte.

Ni los interminables brazos del croata Jakov Gojun, que se hartó de bloquear balones, ni las paradas del inspirado Adnan Sabanovic bastaron para dotar al conjunto rojiblanco de la solidez defensiva de la que careció, no sólo ya hoy, sino de la que carece desde el arranque de la temporada.

Un problema irresoluble, hasta el momento, para los madrileños, que no sólo conceden, con independencia del rival, una inusitada cantidad de goles en cada partido, sino que se ven privados de una de sus principales señas de identidad: su fulgurante juego de transición y contragolpe.

Carencias que en los últimos compromisos se habían encargado de subsanar los efectivos brazos de Nikolaj Markussen y Kiril Lazarov, monopolizadores del juego ofensivo de un Atlético, que se ha visto reducido, más de lo aconsejable, al acierto de sus temibles "cañoneros".

Una dependencia, que el cuadro rojiblanco no tardó en pagar ante el Fraikin Granollers, ya que bastó que ni Lazarov, que erró los tres lanzamientos que intentó en la primera parte, y Markussen, que hasta la tercera no logró batir a un gran Gonzalo Pérez de Vargas, no tuvieran un buen día para hundirse en el marcador.

Todo lo contrario que el Fraikin Granollers, que cuando no encontró a Raúl Campos, en un extraordinario momento de forma, se las ingenió para asistir de la mano de los inteligentísimos Eloy Félez y Aidenas Malasinskas al pivote sueco Nicklas Grundsten.

Variedad y efectividad que permitió al conjunto vallesano adquirir una máxima renta de cuatro goles (8-12) a menos de siete minutos para la conclusión de la primera mitad.

Pero si el juego no acompaña este curso a los de Dujshebaev, lo que no han perdido los rojiblancos es su espíritu ganador, que cuando se vieron contra las cuerdas mostraron su mejor versión, eso sí más por fe y coraje, que por una mejoría sustancial de su balonmano.

Así aferrados al empuje de Joan Cañellas y a un excepcional Sabanovic, que cerró el choque con una veintena de paradas, el Atlético consiguió dar la vuelta al marcador con un parcial de 5-0, que le permitió llegar en ventaja (13-12) al descanso.

El mismo parcial, 5-0, y los mismos protagonistas, Sabanovic y Cañellas, que permitieron a los madrileños decantar definitivamente el encuentro a su favor (22-18) mediada la segunda mitad, tras otro buen arranque del Granollers, que de la mano de Félez y Grundsten soñó (17-18) con sumar algo positivo en Vistalegre.

Un sueño que se encargaron de romper, como reflejó el 30-26 final, Cañellas, máximo goleador del Atlético con un total de seis goles, y sobre todo, el bosnio Adnan Sabanovic, que en su segundo encuentro ante su nueva afición, evidenció que puede ser un perfecto recambio para el lesionado José Javier Hombrados.