Polideportivo

Polideportivo

polideportivo
polideportivo

LIGA DE CAMPEONES | Chekhovskie Medvedi 36 - Reale Ademar 22

Chekhovskie no quiso abusar de un Ademar muy limitado

El técnico del Chekhovskie, el mítico Vladimir Maksimov, decidió no hacer más herida y de paso dar minutos a los más jóvenes, lo que se tradujo en un parcial final de 3-8.

Reale Ademar estuvo a punto de encajar su derrota más amplia en competición europea trece años después de haberlo hecho en la cancha del THW Kiel alemán, y sólo la complacencia del campeón ruso, el Chekhovskie Medvedi, impidió que hicieran más herida que el 36-22 final.

Los leoneses fueron víctimas, no sólo de la enorme diferencia de potencial con respecto a su rival, sino de los numerosos errores y pérdidas de balón que facilitaron la labor a un equipo, muy poderoso en lo físico y que desde el inicio puso tierra de por medio.

Si hace menos de una semana en el pabellón leonés los rusos esperaron a la segunda mitad para mostrar su superioridad, en esta ocasión pusieron pronto las cosas en su sitio con un parcial de 6-0, propiciado por los continuos contragolpes ante un Ademar muy frágil y sin recursos.

Cada gol leonés costaba un mundo, mientras que los locales exprimían una y otra vez las ventajas que le daba su rival para llevar la diferencia ya a la decena al descanso (18-8), que tan sólo fue el preludio de lo que vendría en los siguientes minutos de la reanudación.

Solo viviendo casi en exclusiva de las transformaciones de penas máximas por parte del canterano José Mario Carrillo, era poco argumento para intentar reducir las diferencias que llegaron a rozar la veintena (33-14, minuto 51).

El técnico del Chekhovskie, el mítico Vladimir Maksimov, decidió no hacer más herida y de paso dar minutos a los más jóvenes, lo que se tradujo en un parcial final de 3-8 que impidió el doble registro negativo de la derrota europea más amplia y del menor número de goles anotados.