Polideportivo

Polideportivo

polideportivo
polideportivo

BALONMANO | KIEL-ATLÉTICO DE MADRID

El Atlético viaja a Kiel con la vista puesta en Copa del Rey

Las ausencias mñas destacadas en la expedición rojiblanca son sus cuatro puntales básicos, el pivote Julen Aginagalde, el central Ivano Balic,Jonas Kallman y el lateral Kiril Lazarov.

El Atlético de Madrid viaja a Alemania, donde se medirá mañana (17:15) con el Kiel, más preocupado por la Copa del Rey y, sobre todo, por el próximo enfrentamiento liguero con el Barcelona Intersport, que en el duelo con el todopoderoso conjunto germano de la Liga de Campeones.

Tal y como confirman las ausencias en la expedición rojiblanca de cuatro puntales básicos como son el pivote Julen Aginagalde, el central croata Ivano Balic, el extremo sueco Jonas Kallman y el lateral macedonio Kiril Lazarov, máximo goleador del equipo madrileño en la competición.

Bajas que se unen a la obligada del portero bosnio Adnan Sabanovic, que no podrá debutar con el Atlético en la máxima competición continental hasta el próximo mes de febrero, una vez que haya quedado abierto el mercado invernal de fichajes.

Y es que tanto el técnico Talant Dujshebaev como los jugadores rojiblancos parecen tener asumido ya que a lo máximo que pueden aspirar es a ocupar la tercera plaza del grupo B, para lo cual deberán ganar al Celje esloveno y al Savehof sueco en los dos encuentros que les faltan por disputar en Vistalegre.

Una hoja de ruta, en la que como parece por los descartes, no figura una posible victoria en el "Infierno del Norte", una de las pistas más complicadas de todo el continente, donde el Atlético debería vencer por más de cinco goles, si quiere aspirar a arrebatar el segundo puesto del grupo al Kiel.

Esfuerzo demasiado exigente, y con pocas garantías de éxito, tras lo visto el pasado mes de septiembre en Vistalegre, donde los vigentes campeones de Europa se impusieron con claridad por (27-32) a un Atlético, al que le esperan la próxima semana dos durísimos compromisos en las competiciones nacionales.

La eliminatoria de octavos de final de la Copa del Rey, que este año se disputará a partido único, con el Academia Octavio el próximo martes en Vigo y, sobre todo, el "clásico" con el Barcelona del domingo en Vistalegre, donde a los rojiblancos sólo les vale el triunfo si no quiere decir adiós definitivamente a la Liga.

Dos encuentros que han adquirido todavía si cabe más importancia tras el empate (24-24) cosechado el miércoles en la pista del Balonmano Aragón, que deja sin margen de error a los madrileños en la Liga ASOBAL.

Todo lo contrario que el Kiel, que dio ese mismo día un paso decisivo para revalidar el título de Liga, tras imponerse por un contundente 17-28 en la pista del Rhein-Neckar Lowen, que llegaba a la cita como líder invicto de la Bundesliga.

Un encuentro en el que brilló como nadie el checo Filip Jicha, autor de nueve tantos, y que se perfila como uno de los grandes peligros para el Atlético de Madrid en su visita al Sparkassen Arena, donde el Kiel necesita sumar los dos puntos si quiere seguir aspirando a la primera plaza del grupo B.

Urgencias que hacen más peligroso si cabe al conjunto alemán, que tras un dubitativo arranque de campaña con derrotas en la Liga de Campeones ante el Veszprem húngaro y el Celje esloveno, parece haber recuperado el nivel que le llevó a conquistar el pasado año todos los títulos en juego.

Malas noticias para el Atlético de Madrid, que pese a las ausencias, deberá ofrecer su mejor versión de la temporada en Alemania, si no quiere sufrir una contundente derrota, que haría todavía más complicada una semana en la que los de Dujshebaev se jugarán su destino en las competiciones domésticas.