Polideportivo

Polideportivo

polideportivo
polideportivo

Boxeo | Mundial AMB del Superwelter

El boxeo deja el Madison por la cancha de los Nets

Trout ganó a Cotto en un día con sabor a adiós

El boxeo deja el Madison por la cancha de los Nets Ampliar
A LA MANDÍBULA. Cotto conecta su izquierda sobre el rostro de Trout en el ring del Madison.

La derrota de Miguel Cotto el sábado frente a Austin Trout (mundial superwelter de la Asociación Mundial) tuvo algo de símbolo. El puertorriqueño, derrotado en las cartulinas por 117-111, 117-111 y 119-109, era el último gran señor del Madison Square Garden. En el coliseo neoyorquino, con el apoyo de la comunidad hispana, el excampeón mundial en dos divisiones había ganado siempre, y a rivales de fuste como Shane Mosley, Antonio Margarito, Joshua Clottey, Zab Judah, Paulie Malignaggi, Michael Jennings y Muhammad Abdullaev. Su derrota tuvo cierto sabor a despedida para una de las míticas arenas del boxeo.

Y es que al viejo Garden, que se inauguró en su cuarta versión en 1968, le ha salido una fuerte competencia que le puede dejar sin boxeo.

Brooklyn.

Unas horas antes del Trout-Cotto se presentaba en un restaurante cercano al Garden el Zab Judah-Danny García, para el próximo 9 de febrero en el Barclays Center, en Brooklyn, la cancha a la que se han mudado desde New Jersey los Nets de la NBA, y que costó 1.000 millones de dólares que hay que rentabilizar.

En los ochenta y de la mano de los promotores Don King y Bob Arum, el boxeo invadió los hoteles de Las Vegas. Pero el Madison resistió. Ahora, Golden Boy, la potente promotora de Óscar de la Hoya, ha firmado un contrato de larga duración con el Barclays Center para llevar allí sus veladas. Con la primera, en octubre, devolvió al populoso barrio de Brooklyn (2,5 millones de habitantes) un campeonato mundial, que no se celebraba allí desde 1931.

En el Madison, en el corazón de Manhattan, disputan sus partidos los Knicks de la NBA y los Rangers de la NFL. Echando un vistazo a la taquilla disponible hasta abril se ofrecen multitud de conciertos, un evento de rodeo, wrestling... Pero nada de boxeo. Cotto pudo ser su último gran guerrero.