Polideportivo

Polideportivo

polideportivo
polideportivo

Boxeo

Golpes sobre el ring y a la sociedad americana

Una vida flotando como mariposa y picando como abeja

Golpes sobre el ring y a    la sociedad americana Ampliar
CAMPEÓN. "Get up sucker (levántate, mamón)!" gritaba Clay a Sonny Liston. El Mundial era suyo.

Cassius Marcellus Clay Jr., nacido en 1942 en Louisville, en el estado sureño de Kentucky, trascendió a las doce cuerdas golpeando también a una sociedad americana conservadora.

Fue campeón mundial de los pesados sobre el ring. Ganó el título a Sonny Liston en 1965 y colgó los guantes en 1981, después de una carrera profesional de 61 combates de los que ganó 56 (37 por KO) y perdió cinco (Joe Frazier en 1971, Ken Norton en 1973 y Leon Spinks, Larry Holmes y Trevor Berbick ya al final de su carrera). Pero fue sobre todo un campeón del pueblo. Se negó a combatir en Vietnam y su licencia fue suspendida casi cuatro años. Simpatizó con Malcom X y se convirtió al Islam.

"Floto como una mariposa y pico como una abeja. Las manos no le pueden picar a lo que los ojos no alcanzan a ver", sentenció. Él picó a los grandes como Frazier o Foreman, pero también al presidente Nixon o a los prejuicios racistas.

Campeón en Roma 1960.Louisville recibió con honores al joven negro, aún liviano, que se trajo de los Juegos de 1960 la medalla de oro de los semipesados. En el libro El Más Grande, su biografía autorizada, se cuenta que, unos meses después, no le sirvieron en una cafetería por ser negro. No le valió de nada llevar su medalla al cuello. Así que salió e indignado la arrojó a las aguas del río Ohio. Años más tarde, Ali dijo en una conferencia de prensa que no recordaba qué hizo con ella. La leyenda, o no, es más bonita.

KO's en rimas. El Loco de Louisville pasó al profesionalismo en 1960. Locuaz e histriónico, pronostica en rimas cuándo iba a tumbar a sus rivales. Entre 1961 y 1962 subió al ring catorce veces. Imbatible. Cuando se cruza con el veterano Archie Moore, advierte que acabará con él en el cuarto asalto. Y cumple. Su popularidad crece como la levadura.

Cazó al "oso feo"."Ya se habrán dado cuenta: soy superior a todos. Aquí me tienen, soy el campeón del mundo (...). ¡Sonny Liston no ha podido conmigo como no podrá nadie! Yo soy siempre el vencedor, siempre estoy magnífico y maravilloso. Ese oso grande es sólo un amateur a mi lado. ¡Soy el más grande, soy el maravilloso, soy el rey! ¡El mejor sobre la tierra!". Ali acababa de ceñirse el cinturón de campeón mundial en 1964 con 8-1 en contra en las apuestas. En 1965 tumbó a Liston en la revancha en el primer round. La foto de arriba es historia.

Castigo y Frazier."¿Por qué me piden que vaya a la guerra a matar gente si en Louisville tratan a los negros como perros? Ningún vietcong me ha llamado nigger". Ali se une a los hermanos musulmanes y se niega a realizar el servicio militar, es condenado a prisión en 1967 (que no cumple), pero se le desposee del título y está casi tres años sin boxear. Vuelve, gana a Quarry y Bonavena y llega la batalla con Frazier que pierde en el Madison en 1971, en El Combate del Siglo. Luego, se tomaría venganza en 1974 en Nueva York y volvería a ganar en las Filipinas de Ferdinard Marcos en el Thrilla en Manila en 1975. "Es lo más cerca que he estado de la muerte".

Foreman y Kinshasa.Otro de los hitos de Ali fue el Rumble in the Jungle (Estruendo en la jungla), la victoria sobre George Foreman en Kinshasa, el antiguo Congo, donde Ali se reencontró con sus ancestros que gritaban rítmicamente "Ali bomaye!" (Ali, mátalo). El dictador Mobutu llevó allí el combate con la ayuda de Don King. Luego quedaría inmortalizado en el documental Cuando éramos reyes. Toda la vida de Ali es de película.