Polideportivo

Polideportivo

polideportivo
polideportivo

atletismo | europeos de cross

Lalli completa el ciclo, España consigue el oro por equipos

El italiano Andrea Lalli, que ya había sido campeón de Europa júnior (2006) y sub 23 (2008) de cross, remató hoy el triplete sobre la nieve de Budapest. España, séptimo oro por equipos.

El italiano Andrea Lalli, que ya había sido campeón de Europa júnior (2006) y sub 23 (2008) de cross, remató hoy el triplete sobre la nieve de Budapest al obtener el título absoluto con una exhibición en solitario frente a un equipo español que por séptima vez se coronó campeón.

Ayad Lamdassem, subcampeón individual en las dos ediciones anteriores, no estuvo, esta vez, en la pelea por las medallas e incluso cedió al barcelonés Carles Castillejo, que le batió en el esprint por el quinto puesto, el honor de ser el mejor español.

El octavo lugar de Javi Guerra y el decimosexto de Juan Carlos Higuero cerraron una gran actuación del equipo español, que recupera la medalla de oro cinco años después. Desde Toro 2007 no subía a lo más alto del podio. Lalli, de 25 años, campeón júnior en 2006, marcó la pauta ya en los primeros kilómetros, y en el tercero hizo de punta de lanza para el cambio del francés Hassan Chahdi, campeón de Europa sub 23 hace dos años y cuarto absoluto en 2011.

Los dos permanecieron por delante, perseguidos por un grupo encabezado por el turco de origen keniano Polat Kemboi Arikan en el que viajaban Javi Guerra, Lamdassem y Carles Castillejo. Cumplido el quinto kilómetro, Chadi había renunciado a su aventura, pero arriba quedaba Lalli con 9 segundos de margen sobre el primer grupo, una ventaja que fue aumentando hasta el punto de permitirle recorrer el último kilómetro saludando a sus paisanos envuelto en la bandera de Italia.

España tenía prácticamente seguro el oro por equipos a falta de dos kilómetros, con Guerra, Lamdassem y Castillejo en el paquete que iba a jugarse la plata y el bronce individuales, pero en los últimos metros dejó escapar las preseas. Chahdi aun tuvo fuerzas para hacerse con la plata y Daniele Meucci redondeó el éxito italiano subiendo como tercero al podio.

El ucraniano Sergey Lebid, que aspiraba al décimo título, llegó decimoquinto, justo por delante de Higuero, y el defensor del título, el belga de origen etíope Atelaw Bekele, agravó con su puesto 58 las sospechas de dopaje. Está siendo investigado por la Federación de su país por no comparecer en tres ocasiones a controles por sorpresa.

De las incertidumbres provocadas el viernes por un incendio en el aeropuerto de Budapest, que obligó a muchos de los 35 equipos participantes, entre ellos al español, a modificar los planes de viaje, los atletas pasaron en pocas horas a experimentar un tiempo gélido sobre un circuito completamente nevado en el Museo etnográfico al aire libre de la capital húngara.

España se había metido en el medallero en la carrera masculina sub 23. El equipo, con Antonio Abadía (sexto) y Abdelaziz Merzoughi (séptimo) al frente, falló su objetivo de subir al podio individual, pero consiguió la medalla de plata colectiva (la número 45 para España en el torneo), intercalado entre Francia y Gran Bretaña.

La carrera sénior femenina, de 8.050 metros, se rompió, como el pasado año, a mitad de recorrido por iniciativa de la favorita, la irlandesa Fionnuala Briton, que hoy defendía título. Diana Martín, campeona de España, y Alessandra Aguilar no entraron en la selección delantera aunque la madrileña no anduvo lejos: cruzó novena la meta, seis puestos por delante de la lucense. Por equipos España terminó cuarta, a 13 puntos del podio.

A diferencia del 2011, Britton no pudo escaparse del todo, aunque acabó venciendo. La Almensh Belete se le pegó, sin darle un solo relevo, y en el último mil llegó la portuguesa Dulce Felix, campeona de Europa de 10.000 en pista, para alzarse con la plata, por delante de la holandesa Adriane Herzog, que dejó a Belete fuera del podio.

Antes, la selección sub 23 había conseguido plata por equipos. Merzoughi, campeón de Europa júnior de cross en 2010, pagó cara su ambición en la carrera de 8.050 metros. Cambió en el segundo kilómetro, miró hacia atrás y comprobó que nadie le seguía, pero a mitad de recorrido el belga Soufiane Bouchikhi, de origen magrebí como él, le dio caza y el español entró en crisis.

Pero no terminó de hundirse. Merzougui perdió toda opción a medalla y en los últimos metros hubo de conformarse con disputar con Antonio Abadía, campeón de Europa júnior de obstáculos en 2009, un cerrado esprint por el sexto puesto, que fue para el zaragozano.