Actualizado

Actualizado a las

Polideportivo

Polideportivo

polideportivo
polideportivo

Natación | Actualidad

Costa, la campeona que se formó junto a Lochte

Se entrenó dos años en la Universidad de Florida

Costa, la campeona que  se formó junto a Lochte Ampliar
BAÑADA EN ORO. Melanie Costa saluda después de lograr la victoria en los 400 libres de Estambul.

En la Universidad de Florida (Estados Unidos) se cultiva el hombre fuerte de la natación actual, Ryan Lochte, ganador de once medallas olímpicas y 46 en Mundiales. A las órdenes de Gregg Troy, su entrenador, el rival del gran Michael Phelps en Londres 2012 se prepara con un grupo repleto de medallistas olímpicos.

"Estados Unidos es como Europa. Hasta el cuarto clasificado del país puede optar a ser campeón del mundo. Allí aprendí a tener una mentalidad ganadora. Es fundamental. Me dijeron que tenía un físico positivo para la natación", explica Melanie Costa, reciente campeona en el Mundial de piscina corta en 400 libres y que pasó dos años (2009 y 2010) de formación con ese grupo, estudiando medicina, carrera que espera retomar después de haberse pasado a Administración y Dirección de Empresas.

Pero la balear nunca se olvidará de uno de los consejos que le dio Lochte: "Me dijo que me afeitara los brazos para deslizarme mejor en el agua. Me ha ido muy bien".

Costa, a sus 23 años, se ha colado en la élite del mediofondo internacional y la sitúan en una buena posición para encarar la temporada de piscina larga, con el Mundial de Barcelona en el horizonte. La experiencia en Estados Unidos fue un punto de inflexión en su carrera. "En ese país todos se lo creen porque el equipo es muy grande y son muy buenos. Cuando vas allí eres tú la que tienes que cambiar. Aquí no tenemos aún un equipo amplio que pueda hacer eso. Allí ya tienen la mentalidad ganadora, ya son campeones, los nuevos ya llegan con esa ilusión. Nosotros, como no tenemos aún esa mentalidad, no podemos conseguir todo lo que podríamos".

Madrid.

Después de ese periplo, Melanie se trasladó a la Blume de Madrid, donde retomó los entrenamientos con Jordi Murio, aunque esta temporada ha cogido el puente aéreo y ahora es una asidua al CAR de Sant Cugat. En los pasados Juegos se quedó a una posición de colarse en la final del 200 y del 400 libre. "No quiero presionarme y mi primer objetivo ahora es clasificarme para el Mundial. Mis pruebas serán las mismas". La balear tendrá como principales rivales a Mireia Belmonte y Erika Villaecija. Costa es el relevo natural de esta última, que en el Mundial combinará piscina con aguas abiertas. Erika ha logrado 16 medallas en el mediofondo y permanecer 11 años en la élite. Melanie busca repetir esta misma exitosa senda.