Polideportivo

Polideportivo

polideportivo
polideportivo

JUEGOS OLÍMPICOS

Madrid luchará por los Juegos con sólo 1.471 millones

El día 7 lleva el dossier al COI con un 84% de instalaciones hechas. "Con poco dinero se pueden hacer unos Juegos excelentes", dice Víctor Sánchez, consejero delegado de la candidatura.

Madrid luchará por los Juegos con sólo 1.471 millones Ampliar
Víctor Sánchez, consejero delegado; Theresa Zabell, directora de relaciones internacionales; Alejandro Blanco, presidente; Ana Botella y Miguel Cardenal (CSD).

En tres tomos que la delegación de Madrid 2020 depositará el lunes 7 en la sede del Comité Olímpico Internacional en Lausana viajan las claves definitivas para conseguir que el 7 de septiembre, en Buenos Aires, los miembros del COI opten por dar los Juegos a España.

Y la clave está, con el país en las portadas de los diarios financieros, en presentar unas cuentas creíbles. Si los 5.000 millones de inversiones presupuestados por Londres se dispararon hasta los 11.000 (lejos de los 30.500 de la megalomanía de Pekín 2008), si Río 2016 va a destinar unos 12.000 y Madrid para 2016 evaluó esa inversión en 2.742, para la intentona del 2020 sólo se van a destinar 1.471. Es la crisis.

"No pretendemos ser rácanos. Con poco dinero se pueden hacer unos Juegos excelentes porque ya está casi todo hecho. Significa ser consciente de la situación actual proponiendo unos Juegos viables. No hace falta levantar mucho para que todo funcione perfectamente", explica Víctor Sánchez, consejero delegado de la candidatura, que cifra en un 84% lo que ya está construido. Cada una de las tres administraciones (Gobiernos central, autonómico y municipal) invertirían 490 millones destinados a instalaciones deportivas como el pabellón olímpico, el centro acuático o la Villa Olímpica, y de urbanización y transportes.

El estadio, en el que el Atlético debe gastar 205 millones hasta octubre del 2015 para acabarlo, corre por cuenta del club, que recibió a cambio los terrenos del Manzanares para la construcción de viviendas. Algo que está paralizado.

Desde Madrid 2020, con Alejandro Blanco a las riendas, se intenta dar la vuelta a la tortilla de la depresión. "Más que miedo, lo que sentimos es un desafío, una oportunidad, porque los Juegos pueden reactivar la economía. No hay que verlo como un gasto, si nos los conceden, sino como una posibilidad de recuperación. Se ha demostrado que es así. La prueba es Barcelona. O Londres, donde van a recuperar con creces lo invertido", refiere Sánchez.

Desde mayo, cuando Madrid logró la mejor nota (8,08) frente a Tokio (8,02) y Estambul (6,98) en el corte en el que cayeron Doha y Bakú, el cinturón se ha ido apretando más. En unos 500 millones merced al cambio de sedes. Se eliminan dos edificios de Villa de Medios, se descarta el pabellón de Valdebebas, donde van rugby 7 y hockey. Coslada se cae y entra el Palacio de Deportes para voleibol, el boxeo pasa a Vistalegre y judo y taekwondo al IFEMA. Las Ventas se techarían para recibir al baloncesto y sobre el estanque de El Retiro (vacío) se montaría el voley playa.

Es el concepto smart (inteligente) que venden los miembros de Madrid 2020. "Sostenibilidad a todos los niveles. Que los Juegos dejen un legado tangible a la ciudad".

Dopaje.

El antidopaje,al que el COI puso ciertas pegas para 2016, está ahora señalado con el laboratorio de Madrid castigado tres meses por la AMA. "Es una desacreditación temporal y accidental. Les ha ocurrido a otros y no creo que tenga una especial incidencia", dice Sánchez. Los Juegos de la crisis pueden ser los de Madrid.