Actualizado

Actualizado a las

Polideportivo

Polideportivo

polideportivo
polideportivo

ALBERTO ENTRERRÍOS

"Pensé que no volvería a jugar más en la Selección"

Hoy se presenta la Selección española que disputará el Mundial de España, del 11 al 27 de enero. Alberto Entrerríos (Gijón, 1976), que se quedó fuera de Londres, es el capitán del equipo.

Con 36 años es el más veterano, el de más internacionalidades (228) y con más goles (693) en la Selección.

Son muchas cosas acumuladas, pero lo afrontó con naturalidad. Asumo tranquilamente la capitanía por la baja de Jota (Hombrados).

Dicen que su ausencia, la de Juanín e Iker Romero, fue un intento del seleccionador para rejuvenecer el equipo.

En absoluto, creo que el actual equipo está bastante rejuvenecido. Soy el más veterano y sólo Sierra y Sterbik superan también los treinta años. El resto son gente que lleva pocos años y que aún tienen mucho camino por recorrer.

¿Cuando Valero decidió prescindir de usted en los Juegos de Londres pensó que iba a volver a la Selección?

Sinceramente no. Empezaba un nuevo ciclo olímpico y era muy difícil pensar que iba a estar en el Mundial. Creo que Valero me ha llamado porque el Mundial es en España. Yo ya pensé que no iba a jugar un partido más en la Selección.

"Encontré a faltar la aportación de Alberto en algunas fases de los Juegos", reconoció Valero al final de los Juegos.

Valero no tenía por qué decir que se equivocó y tampoco se lo pedí. Desde el primer momento le dije que estaba dispuesto a volver a la Selección, sobre todo porque había un Mundial en España y que, seguro, será el último que juegue. Quiero agradecerle que cuente de nuevo conmigo; demuestra que me tiene aprecio.

¿Qué sintió al ver la derrota de España ante Francia en cuartos de los Juegos?

Vi el partido por televisión y me puse en la piel de los que estaban allí. Fue muy doloroso, porque cuando se tiene un partido más que de cara frente a un rival como Francia y al final pasa lo que pasa... Si ya es duro quedarse fuera, nadie puede imaginarse lo que es en unos Juegos.

De la Selección que ganó el oro en el Mundial de Túnez 2005 sólo quedan usted y Albert Rocas. ¿Cómo ve la posibilidad de volver a ganarlo en casa?

Con gran ilusión. Jugar en casa, más que presión, nos ofrece una buena oportunidad de hacer algo bueno.

¿Hungría y Croacia son los huesos de la primera fase?

Por supuesto, aunque los en teoría asequibles, Argelia y Egipto, son muy duros y no va a ser más fácil batirles que a los otros dos, son equipos que te van a exigir un gran desgaste físico. Sea como sea nuestro objetivo es ganar todos los partidos y pasar a la segunda fase en las mejores condiciones.

¿Le gustaría jugar la final de este Mundial en el Palau Sant Jordi ante Francia para poder devolverle a España lo que le quitó en los Juegos de Londres?

Está claro que Francia es un rival que siempre parte como favorito, jugar contra él es especial y si es en una final, mucho más, pero si no fuese Francia me daría igual; lo importante es llegar a la final y no contra quien vas a jugarla.