Polideportivo

Polideportivo

polideportivo
polideportivo

Balonmano | España 31- Brasil 22

España derrota a Brasil y se hace con el Domingo Bárcenas

Con la misma sobriedad que han mostrado en los encuentros preparatorios, los hombres de Rivera dejaron casi sentenciado el choque en los primeros treinta minutos de juego.

EFE

La selección española de balonmano sumó hoy su tercer triunfo en otros tantos encuentros en el Memorial Domingo Bárcenas y se hizo con el título después de una sólida victoria ante Brasil por 31-22, en un partido disputado en la Caja Mágica de Madrid.

Ambos conjuntos llegaron a la tercera y última jornada del Torneo Internacional de España con opciones de lograr el trofeo después de haber vencido con superioridad a Japón y Chile en sus enfrentamientos previos.

Los de Valero Rivera no dejaron lugar a la sorpresa y no dieron opciones al combinado sudamericano que, pese a liderar el marcador en los primeros minutos, no consiguió mantener el ritmo frenético impuesto por el conjunto español, uno de los favoritos de cara al próximo Mundial, que da comienzo el 11 de enero.

Con la sobriedad que han mostrado en los encuentros preparatorios, los hombres de Rivera dejaron casi sentenciado el choque en los primeros treinta minutos, donde se llevaron al vestuario una ventaja de nueve goles (20-11).

A España le costó unos minutos entrar en el partido, el tiempo que tardó en ajustar su defensa al ataque brasileño. Una vez logrado esto, los españoles endosaron un contundente 8-1 al conjunto sudamericano que encarriló el encuentro.

Como sucedió en los dos primeros partidos del Memorial, el técnico español hizo probaturas y dio minutos a todos sus hombres con vistas a afinar su puesta a punto de cara del próximo Campeonato del Mundo.

España volvió a exhibir sus principales señas de identidad, una gran seguridad defensiva y mucha velocidad en las transiciones ataque-defensa.

Los hombres de Rivera, una vez más, no dejaron que la baja del extremo Cristian Ugalde, que se perderá el Mundial por una rotura de fibras, les pesara decisivamente y finalizaron el torneo invictos y mostrando una gran solidez en su juego.

El vigente subcampeón Panamericano, que derrotó ayer a Chile por un contundente 38-21, evidenció que se encuentra a un nivel inferior de la selección española, que en ningún momento se tomó el encuentro como un amistoso.

España, con un juego que no dio pie al aburrimiento, mantuvo el mismo espíritu combativo que mostró ante Japón y Chile; aunque Brasil, entrenada por el español Jordi Ribera, demostró estar varios peldaños por encima de sus anteriores rivales.