Balonmano

Balonmano

balonmano
balonmano

Balonmano | MUNDIAL DE BALONMANO

La selección supera con facilidad el trámite de Australia

Los de Valero Rivera ganan a la 'cenicienta' del torneo y anulan a su rival con una defensa intensa e impenetrable. El lateral Viran Morros, el mejor del partido.

Yaiza Acosta

Madrid

La selección supera con facilidad el trámite de Australia Ampliar
Víctor Tomás lanza a puerta durante el partido contra Australia. | Juan Carlos Hidalgo

España superó el "entrenamiento" contra Australia, como calificó al partido el técnico Valero Rivera antes de empezar. La selección aussie, cenicienta del Mundial, se vio arrasada por los anfitriones, que en cuanto se pusieron serios no dieron ninguna opción a los de Oceanía (51-11). España consigue mejorar la diferencia de goles de Hungría y Croacia, que vencieron por 30 y 23, respectivamente, a los australianos.

El conjunto oceánico metió tres goles en los seis primeros minutos del partido, obra de Fletcher y Mouncey. Al final del encuentro, su marcador sólo contabilizaba 11. Eso, seis minutos, fue lo que tardó España en centrarse. Los de Rivera, hoy de azul, cerraron la defensa, se dedicaron a robar balones —34 pérdidas de los de Ramadani en los 60 minutos— y a aprovechar sus contraataques. Los australianos se vieron superados y el resto del partido fue un paseo.

La segunda parte comenzó como acabó la primera: la selección mantenía la intensidad y Australia no veía puerta. Hasta 20 minutos —entre el final de la primera mitad y el principio de la segunda— estuvieron sin marcar los de Ramadani. En ese mismo periodo, España goleó en 16 ocasiones.

El partido sirvió para dar minutos a los menos habituales. Julen Aguinagalde, Alberto Entrerríos, Daniel Sarmiento y el meta Arpad Sterbik ni pisaron el terreno de juego. En su lugar brillaron Antonio García, con siete tantos, y Albert Rocas, con nueve. El lateral Viran Morros fue nombrado mejor jugador.

Pasado el ecuador de la primera fase, llegan los rivales verdaderamente duros. El jueves, Hungría, y el sábado, Croacia, medirán el verdadero potencial de esta selección. De momento España, con tres victorias, está invicta.