Balonmano

Balonmano

balonmano
balonmano

Balonmano | DINAMARCA 43 - CHILE 24

Dinamarca suma el pleno ante una pobre Chile

La selección danesa ha logrado la tercera victoria tras imponerse hoy a la chilena, que aguantó bien la primera parte y puso en dificultades a su potente rival.

EFE

Dinamarca suma el pleno ante una pobre Chile Ampliar
Los jugadores de Dinamarca celebran su victoria ante Chile al finalizar el partido de la tercera jornada del Mundial de Balonmano España 2013, grupo B, disputado hoy en Sevilla. | PACO PUENTES

La selección danesa ha logrado la tercera victoria y lleva un pleno en el Grupo B del Mundial de Balonmano España 2013, tras imponerse hoy a la chilena por 43-24, aunque el combinado suramericano aguantó bien la primera parte y puso en dificultades a su potente rival, actual subcampeona mundial.

Chile, que ya ha perdido ante Macedonia (30-28) e Islandia (38-22), sumó hoy en Sevilla la tercera derrota y mañana se medirá a Catar en el partido que le debe ser el más propicio para que logre el triunfo y no acabe última del grupo.

Dinamarca, por su parte, lidera la clasificación en solitario con tres triunfos, ante Rusia (31-27), Catar (41-27 y hoy ante Chile (43-24), y tiene todo en su mano para pasar a los octavos de final como primera del grupo de Sevilla.

El equipo que entrena Fernando Luis Capurro salió decidido a plantar cara al potente rival y con el 1-0 de entrada a su favor quiso enseñar que no quería ser vapuleado y buscaba tutear a los daneses.

Una fuerte defensa de seis y también precisos en los lanzamientos, entre los que destacó el jugador del BM Granollers Rodrigo Salinas, quien convirtió ocho tanto de doce intentos en la primera parte, mantuvieron al equipo chileno en la pelea.

La selección chilena movió con rapidez el balón en ataque y, aunque salvo el tanto inicial siempre fue a remolque de la europea en el marcador, en el juego estuvo equilibrado.

Incluso, a falta de tres minutos para el descanso jugó dos minutos con dos jugadores menos por la consecutivas exclusiones de Alfredo Valenzuela y Harald Feutchmann, pero los cinco compañeros sobre la cancha aguantaron bien el tipo y Dinamarca sólo logró un gol en ese período (17-12).

La primera parte se cerró con un tanto de Rodrigo Salinas y un 17-13 para Dinamarca, selección que pareció con conformarse con controlar el marcador con esas diferencias de tres o cuatro tantos a la que nada aportó su gran figura, el lateral izquierdo del París Saint Germain Mikkel Hansen, quien estuvo en el banquillo todo el partido.

Otra cosa fue la segunda mitad, porque pareció como que el técnico danés, Ulrik Wilbek, alertó a los suyos en los vestuarios y en la reanudación se vio a un equipo más concentrado, fuerte en la defensa y resolutivo en el ataque desde el inicio.

Ante ello, Chile se precipitó en el juego, cometió errores y en el marcador ya se vieron diferencias sustanciosas que superaron la barrera de los diez goles (28-17) a los doce minutos y que se agrandó hasta un 31-17 después de un parcial de 5-0.

De ahí hasta el final, el combinado chileno, ya mermado físicamente por el esfuerzo y más tocado en la moral por el marcador, perdió gas y Dinamarca solo tuvo que mantener el orden para que la ventaja estuviera casi siempre cerca de los veinte tantos, como fueron los diecinueve del final (43-24).