Balonmano

Balonmano

balonmano
balonmano

Balonmano | AUSTRALIA 15 - ARGELIA 39

Argelia golea pero tiene muy difícil su clasificación

La selección de Argelia se despidió de casi cualquier opción de clasificarse para los octavos, tras vencer por veinticuatro tantos a la débil Australia.

EFE

Argelia golea pero tiene muy difícil su clasificación Ampliar
El extremo de Australia Bevan Calvert lanza a portería ante el extremo de Argelia Ayatallah K. Hamoud durante el partido correspondiente a la cuarta jornada del Mundial de balonmano España 2013, grupo D, disputado hoy en la Caja Mágica de Madrid. | Javier Lizón

La selección de Argelia se despidió hoy de casi cualquier opción de clasificarse para los octavos de final del Mundial de España, tras vencer por "tan sólo" veinticuatro tantos (15-39) a la débil Australia, una goleada que se antoja insuficiente para los norteafricanos que necesitaban una diferencia de goles mayor.

Tras el empate (24-24) cosechado el pasado martes ante Egipto, todo hace presuponer que la cuarta plaza del grupo D, la última que da un puesto en los octavos de final, se decidirá por la diferencia de goles entre los dos equipos africanos.

Una faceta, en la que Egipto, que se medirá en sus dos últimos compromisos con Croacia, esta misma tarde, y Australia, el próximo sábado, aventajaba antes del inicio de la jornada en diez tantos a los argelinos, que cerrarán la primera fase ante Hungría.

Circunstancia, que hace presagiar insuficientes los veinticuatro goles por los que Argelia derrotó al conjunto oceánico, que ni con dos jugadores más sobre la pista, y el pivote Hichem Boudrali obligado a actuar como portero, logró reducir notablemente su desventaja al inicio de la segunda mitad.

Y es que a falta de historia, los colegiados cataríes Al-Suwaidi y Bamutref parecieron empeñados en vida al encuentro, primero con la rigurosa expulsión del portero argelino Adel Bousmal, que chocó con un rival al tratar de cortar un contragolpe australiano.

Aunque no contentos con ello, los cataríes decidieron excluir al segundo portero argelino Samir Kerbouche, lo que propició la presencia bajo los palos durante dos minutos de pivote Boudrali, que la inocente Australia apenas supo aprovechar.