Balonmano

Balonmano

balonmano
balonmano

Balonmano | Hungría 22 - España 28

Valero Rivera: "Ruesga, Montoro y García decidieron el partido"

"Ha sido un partido difícil, nos han atacado muy bien el 6-0 en la primera parte, pero cuando hemos cambiado a la mixta ha cambiado el partido", ha declarado el técnico.

EP

El seleccionador nacional de balonmano, Valero Rivera, se mostró satisfecho con el triunfo ante Hungría de este jueves, tras un "partido difícil y duro", donde quiso alabar la labor del joven extremo Aitor Ariño en la defensa mixta y el de Carlos Ruesga, Ángel Montoro y Antonio García con los que el partido se ha "decidido" a favor de la anfitriona.

"Ha sido un partido difícil y duro, nos han atacado muy bien el 6-0 en la primera parte porque tuvimos demasiada profundidad y queríamos robar balones. Cuando hemos cambiado a la mixta ha cambiado el partido. Destaco el esfuerzo y la calidad de Aitor y de todo el equipo. Hemos superado dificultades durante todo el partido", señaló Rivera en rueda de prensa.

Además, el aragonés recalcó que "en un momento difícil" jugadores de banquillo como Carlos Ruesga, Ángel Montoro y Antonio García, "que han sido muy importantes". "La verdad es que esto sería el argumento soñado, los que no han tenido mucho tiempo hoy han sido decisivos", añadió. "Les ha dado más seguridad, el partido se ha decidido con ellos tres", subrayó,

También tuvo palabras de elogio para Arpad Sterbik. "Ha estado sensacional. Hemos provocado que lanzaran con menos tiempo y menos ángulo, pero ha estado como lo que es él, el mejor o uno de los dos mejores del mundo", indicó el seleccionador, que dio las gracias al público de la Caja Mágica. "Nos ha ayudado mucho sobre todo cuando no estábamos defendiendo bien. El equipo lo agradece infinitamente", confesó.

Sobre Aitor Ariño, que fue clave en una defensa mixta sobre Laszlo Nagy, Rivera no se mostró sorprendido. "Ya lo sabía. Estaba convencido de que nos ayudaría y ha sido decisivo. Le doy la importancia a lo que ha hecho con 20 años y en un Mundial, el partido ha cambiado. Tiene una condiciones físicas extraordinarias", comentó sobre el extremo.

El técnico no pudo contar con Joan Cañellas, por un problema estomacal. "No me ha dicho nada en la sesión de video y le he visto muy serio. Ha vomitado y me ha dicho que podría ayudar cinco minutos y ha jugado dos porque le he visto fatal", aseguró.

Tampoco tuvo minutos su hijo, "por precaución". "Si hubiese sido la final habría jugado, pero era mejor que descansara y es posible que juegue el sábado, pero lo decisivo es a partir del lunes", recordó.

Finalmente, aseguró que ve tranquilo a Julen Aginagalde, pese a las defensa que recibe, rayando en ocasiones lo ilegal. "Estoy muy contento de como juega. Pero hay momentos que se cabrea", destacó, sin querer entrar más a analizar la labor de los colegiados.

Mocsai: "Hicimos 40 minutos fantásticos".

Por su parte, el seleccionador de Hungría, Lajos Mocsai, se refirió al partido como "una gran batalla entre dos equipos" y "digno" de un Mundial, "Estábamos muy motivados y preparados para este partido, e hicimos una primera parte fantástica, pero con 20-21, hemos cometido dos errores por lo que España se marchó", advirtió.

"Tuvimos muchas pérdidas y España pudo marcar fácilmente goles. Debimos jugar mejor en ese periodo tácticamente y marcar más goles. Durante 40 minutos jugamos un balonmano de calidad que debemos incrementar todo el partido", declaró.