Balonmano

Balonmano

balonmano
balonmano

Balonmano | Mundial 2013

Jordi Ribera y Brasil están a tan solo un paso de los octavos

Brasil tiene la oportunidad de clasificarse para la segunda fase si vencen a Montenegro en la última jornada del grupo A. Sería la primera vez desde 1999 que lo logran.

Juanma Leiva

Brasil se juega hoy, ya en el Palau Sant Jordi de Barcelona una vez abandonado Granollers, lograr ante Montenegro (20:45, Teledeporte) el título moral de ser la gran sorpresa del Mundial. Los sudamericanos tienen la oportunidad de clasificarse para la segunda fase si vencen a los balcánicos en la última jornada del grupo A. Sería la primera vez desde 1999 que esta selección supera la primera ronda a pesar de haber competido en todas las ediciones posteriores. Un logro que sería muy aplaudido en un país que en 2016 organizará los Juegos Olímpicos. El hombre que está detrás de todo esto es español, el seleccionador Jordi Ribera.

Este gerundensense es un trotamundos del balonmano. Comenzó como técnico en el Arrate para pasar luego al Gáldar, donde estuvo 11 temporadas, y Bidasoa. De ahí cruzó el charco para entrenar a Argentina y Brasil. Tras su regreso a España, a un Ademar con el que ganó la Copa Asobal, Brasil se ha vuelto a acordar de él para que le guíe en su camino a hacer un buen papel en la cita olímpica. "Está claro que el primer objetivo que se planteó es que el grupo tenía que trabajar de cara a 2016. Pero para construir el futuro, tenemos que ir creciendo poco a poco desde este presente", comenta. Y 'este presente' no es otro que el Mundial de España, donde el pasado miércoles su selección venció a la hasta entonces sensación, Túnez: "Para nosotros era muy importante hacer un partido como ese". Y es que Ribera tiene entre ceja y ceja cambiar la imagen del balonmano canarinho y ganarse un respeto internacional, es decir, dejar de ser "una selección de juego alegre, pero con poco rigor defensivo".

Reto. Enfrente tendrán una de las hasta ahora decepciones, porque los montenegrinos, tras dejar a Suecia fuera de este Mundial, aún no se han estrenado. Pero no por ello será fácil, asegura Ribera: "Somos un equipo que para ganar debemos hacerlo de nueve o de diez".

Por otra parte, hoy el encuentro estrella en el Palau Sant Jordi será el choque entre la invicta y favorita Francia contra una Alemania (18:15, Teledeporte) a la que no le vendría mal una victoria de prestigio para presentar su candidatura al título.