Actualizado

Actualizado a las

Balonmano

Balonmano

balonmano
balonmano

Balonmano | MUNDIAL 2013 | ESPAÑA-CROACIA

Montoro: "Hay que evitar el contragolpe croata"

"Hay que acabar cada ataque con un lanzamiento claro", señaló el jugador de la selección española de balonmano de cara al partido ante Croacia.

EFE

Montoro: "Hay que evitar el contragolpe croata" Ampliar
Ángel Montoro en el partido ante Hungría. | Javier Lizón

El jugador de la selección española de balonmano Ángel Montoro no dudó en señalar que la clave para poder derrotar mañana (19:00) a Croacia, pasa por evitar al máximo las pérdidas de balón ya que, como advirtió, el fulgurante contragolpe croata, hace "imposible" el repliegue defensivo.

"Debemos intentar acabar todas las jugadas porque, si perdemos el balón, tienen un contraataque muy rápido que imposibilita totalmente el repliegue defensivo. Hay que acabar cada ataque con un lanzamiento claro", señaló Montoro en declaraciones a la Agencia EFE.

En este sentido, el lateral español se mostró convencido de que la selección dispone de los recursos y jugadores necesarios para superar la poderosa defensa croata, que alinea hasta cuatro jugadores de más de dos metros de altura.

"Al igual que nuestros rivales utilizan cuando defendemos con los grandes a jugadores más pequeños y jugones para ''ratear'', nosotros también tenemos gente muy rápida y explosiva como Sarmiento, Ruesga o Antonio García que pueden hacer mucho daño a la defensa croata", comentó Montoro.

Argumentos ofensivos a los que el jugador del Barcelona no dudó en añadir la confianza que destila el conjunto español, tras su triunfo (22-28) del jueves sobre Hungría, cuarta en los pasados Juegos Olímpicos de Londres.

"Sin menospreciar a los rivales con los que nos habíamos enfrentado antes, el partido con Hungría era la prueba de fuego para ver cómo estábamos y se ha visto que podemos estar ahí arriba, que podemos luchar contra cualquiera en este Mundial", explicó el jugador toledano.

Una confianza, que hace que Montoro no tenga miedo, ni tan siquiera, a un posible enfrentamiento con la todopoderosa Francia, la vigente campeona olímpica y mundial, con la que España podría cruzarse en los cuartos de final, si pierde el mañana con Croacia.

"No es que no me dé miedo la posibilidad de enfrentarnos con Francia, pero sí tengo la tranquilidad de saber, viendo el momento por el que atraviesa el equipo de que, sea cual sea el rival, podemos ganar, de que se lo vamos a poner muy difícil a cualquier equipo, incluido Francia", comentó Montoro.

Posibilidades del equipo español que han crecido con la explosión de jugadores, como el propio Montoro, o de los primeras líneas Carlos Ruesga y Antonio García, que parecieron liberarse definitivamente ante Hungría de los nervios que les habían atenazado las primeras jornadas del campeonato.

"Creo que nos ayudó bastante que coincidiéramos los tres sobre la pista por todos los entrenamientos y partidos que jugamos el año pasado juntos en León, sin duda, eso nos benefició para sacar ese rendimiento que tuvimos los tres al final del partido", indicó Montoro.

Una mejoría que dispara las expectativas del equipo español, que sigue teniendo como objetivo disputar el próximo día 27 de enero en el Palau Sant Jordi de Barcelona la gran final del Mundial, aunque como advirtió Montoro todavía queda mucho por delante para lograr ese sueño.

"Creo que cuando nos acostamos cada noche todos pensamos un poquito en ese momento, pero sólo llevamos cuatro partidos de campeonato y todavía queda mucho trabajo por delante, porque ya en cada partido que nos queda nos los jugamos todo a una carta", concluyó Montoro.