Actualizado

Actualizado a las

Balonmano

Balonmano

balonmano
balonmano

Balonmano | MUNDIAL | FRANCIA 30 - ALEMANIA 32

Francia cae con Alemania y se convierte en el coco de cuartos

La igualdad reina durante todo el encuentro, pero la balanzase inclina hacia los germanos al final. Ahora los galos podrían cruzarse en cuartos con el líder del grupo de España.

Yaiza Acosta

Francia cae con Alemania y se convierte en el coco de cuartos Ampliar
El alemán Reichmann intenta superar a Karabatic durante el partido de esta tarde. | Alberto Estévez

La favorita al título y vigente campeona olímpica y del mundo, Francia, ha caído esta tarde ante Alemania (30-32) y ha roto todos los cálculos de España. Esa derrota deja a los galos como segundos de su grupo y se verían, sin pasan los octavos, con el líder de nuestro grupo en cuartos. Eso hace complicado saber si a España le conviene mañana ganar o perder contra Croacia, con quien se juega el primer puesto.

Francia y Alemania se jugaban el liderato del grupo A y eso se notó desde el minuto 1. Ambos equipos ofrecieron a los espectadores que abarrotaban el Palau Sant Jordi uno de los mejores partidos —si no el mejor— en lo que va de Mundial. La igualdad en el marcador duró todo el choque, aunque en los 15 minutos finales la balanza se inclinaba a favor de los germanos que, en cuanto a juego, también superaban a los galos. Francia tuvo en sus manos el empate y la primera plaza, pero una anticipación in extremis de Alemania a falta de pocos segundos para el final impidió que los galos pudieran jugar su último ataque, el que podría haber puesto las tablas en el electrónico. Al final, Alemania superó a la vigente campeona mundialista y olímpica y termina la primera fase como líder de grupo.

La Mannschaft salió al campo algo pasada de rosca. A los 13 minutos ya habían sufrido hasta cuatro exclusiones, dejando incluso a los franceses con doble superioridad numérica. A pesar de ello, no se vieron castigados por su rival, que desaprovechó esta ventaja para irse en el marcador. Karabatic, con cinco goles, y Guigou, que se lució desde la línea de siete metros, destacaban en Francia. En Alemania la cosa estaba más repartida. Los galos, continuamente animados desde la grada con gritos de “Allez les bleus!”, intentaban abrir el campo y jugar con los extremos. Alemania prefería combinar hasta encontrar huecos por el centro. La madera frenó sus aspiraciones en cuatro ocasiones durante el partido.

El recurso que los dos equipos aprovecharon a la perfección durante los 60 minutos fue el de las contras: al término de los primeros 30 minutos, ambos equipos habían logrado un 100% en efectividad (3/3 los galos y 4/4 los germanos).

En la segunda parte, Claude Onesta, el técnico francés, apostó por sentar a Omeyer y poner a Karaboue en la portería. El jugador del Toulouse no empezó con suerte. Recibió tres goles consecutivos (un parcial de 0-3 para Alemania), que Francia pudo remontar gracias a unos buenos minutos de su extremo Abalo, sobre todo al contraataque (22-22, min. 38).

Entonces los germanos metieron la sexta marcha. Alemania aprovechó las sucesivas pérdidas de balón de los galos (pasivo, pasos, falta en ataque), rompió el 6-0 francés y obtuvo la máxima renta del partido: 22-27 en el minuto 46.

Onesta vio que a los suyos, que llevaban siete minutos sin anotar, se les iba el partido. Pidió un tiempo muerto y, en la reanudación, Francia tiró del orgullo del que tiene dos oros olímpicos y cuatro Mundiales en su haber. Accambray y Karabatic redujeron distancias (24-27, min. 48). Los siguientes minutos fueron un intercambio de golpes. La renta alemana basculaba entre uno y tres goles. A falta de tres minutos, los galos desaprovecharon un siete metros que detuvo Lichlein con 29-31 en el marcador. Abalo compensó el error de su compañero Honrubia con una recuperación trascendental que acabaría con la pelota en las mallas de los alemanes. El autor fue Karabatic, que cargó con todo el peso del ataque francés en estos últimos compases.

Francia tuvo el primer puesto en sus manos. A veinte segundos para el final y con los galos uno abajo (30-31), Karaboue frenó el disparo de Christophersen. Los de Onesta tenían la posesión. Podían empatar. Balón para Karabatic que el de Montpellier nunca llegó a recibir. Alemania interceptó el esférico y culminó su sensacional partido con un gol de Groetzki.

Contra todo pronóstico, Francia termina la primera fase segunda del grupo A. Esto significa que en cuartos de final podría cruzarse con la selección que quede líder del grupo D, el de España. Esa primera plaza se la juegan mañana los de Valero Rivera con Croacia en la Caja Mágica (19.00, TDP).