Actualizado

Actualizado a las

Más Deporte

Más Deporte

campo fútbol
jugadores

Portada | GRUPO A | MONTENEGRO 25 - BRASIL 26

Brasil cumple sin brillo y se clasifica como tercera de grupo

La selección de Montenegro queda eliminada del Mundial mientras que su rival se enfrentará a Rusia en octavos de final. Ambos equipos desplegaron un juego muy pobre.

EFE

Brasil cumple sin brillo y se clasifica como tercera de grupo Ampliar
La selección brasileña celebra su clasificación para los octavos del Mundial de balonmano. | JOSEP LAGO

Una selección de Brasil sin brillo cumplió el expediente previsto y amarró el tercer puesto del grupo A al vencer por 25-26 a la de Montenegro, que pone punto final a su participación en el Mundial de balonmano sin haber logrado sumar victoria alguna.

Con el triunfo de Túnez horas antes ante Argentina, Brasil quedaba ya clasificada para octavos, pero debía ganar si quería amarrar un tercer puesto con el que nadie contaba al inicio de la competición y que ahora le emparejará con Rusia.

Tunecinos y argentinos, precisamente, entraban dentro de todas las quinielas como los equipos que acompañarían a las poderosas Alemania y Francia. Pero gracias a un juego desplegado bajo la premisa de la juventud y una férrea defensa, los brasileños tendrán la oportunidad de seguir creciendo en la siguiente fase de cara a objetivos a más largo plazo, especialmente los Juegos de 2016.

El técnico Jordi Ribera comentaba en la previa que su objetivo era hacer olvidar el tópico de que los brasileños son un equipo alegre en ataque, pero sin rigor en defensa. Y, en efecto, el partido ante los balcánicos fue todo menos alegre.

Tras el impresionante duelo entre Alemania y Francia, las gradas del Palau Sant Jordi se quedaron prácticamente desiertas. Al ambiente soporífero se le unió un juego muy pobre de ambos equipos.

Los brasileños acostumbran a conducir los choques hacia marcadores bajos, con predominio de las defensas y un ritmo entorpecido. Ésta vez no fue una excepción. Solo un gol de Thiagus Santos justo sobre la bocina del descanso (10-11) rompió la igualdad del primer tiempo.

Fue la tónica general, con máximas diferencias de apenas dos tantos por cada equipo en algún momento concreto. Pero un arreón de los montenegrinos a falta de diez minutos (20-18) despertó a los latinoamericanos, que liderados por un inspirado Ribeiro (7 goles) volvieron a adelantarse rápidamente (20-22) a falta de un parcial. Suficiente para llevarse una ajustada victoria final (25-26).