Actualizado

Actualizado a las

Balonmano

Balonmano

balonmano
balonmano

Balonmano | POLONIA 33-COREA DEL SUR 25

Polonia se impone con claridad a la cenicienta del grupo

La selección de Polonia se impuso con claridad a la cenicienta del grupo C en el último partido de la fase de grupos aunque tuvo que sufrir en los primeros minutos.

Polonia se impone con claridad a la cenicienta del grupo Ampliar
El pivote de Polonia Kamil Syprzak (i) bloquea el lanzamiento a puerta del lateral de Corea del Sur Park Jung-Geu, durante el partido correspondiente a la quinta jornada del Mundial de balonmano España 2013, grupo C, disputado hoy en Zaragoza. | Javier Cebollada

La selección de Polonia se impuso con claridad a la cenicienta del grupo C, Corea del Sur, en el último partido de la fase de grupos aunque tuvo que sufrir en los primeros minutos de los dos periodos hasta que a su rival se le acabó el gas.

Sin embargo, deberá esperar al último partido del grupo entre Eslovenia y Serbia, que se juega justo después, para conocer en qué posición acaba el grupo dada la gran igualdad entre las tres selecciones. La historia se repitió en ambas partes pues con las fuerzas mermadas de su oponente el equipo polaco impuso su mayor poderío físico y capacidad de lanzamiento.

La defensa muy abierta 3-2-1 del equipo asiático, que en muchos momentos se desdoblaba en una marca individual, puso en bastantes apuros al sistema ofensivo polaco en los minutos iniciales. Además, los jugadores de Michael Biegler no estaban finos en defensa y sufrían con la velocidad y movilidad de Corea que anotaba con cierta facilidad.

Los surcoreanos, que al final se quedan sin luchar por los puestos de privilegio del Mundial con un pleno de derrotas, estaban sorprendiendo a un rival que a pesar de su mayor categoría no encontraba la forma de superar la pegajosa marca en defensa.

El equipo dirigido por Lee Sang-Sup llegó a ir por delante en varias ocasiones en los primeros minutos hasta que con 9-11 en el minuto 21 el preparador polaco solicitó tiempo muerto para intentar reconducir la situación.

A partir de entonces la unión de dos factores permitió remontar al conjunto del águila. Primero los pases a su pivote Bartosz Jurecki, que fueron un filón, ya que tuvo un pleno de acierto en los lanzamientos (5 de 5), y después que el equipo inicial asiático comenzó a dar evidentes síntomas de cansancio y los jugadores del banquillo no estuvieron al mismo nivel. Corea del Sur se quedó varias veces en inferioridad por exclusiones, se atascó en ataque, perdió balones y los contragolpes polacos acabaron por abrir una amplia brecha al descanso (18-11).

Sin embargo, la relajación del equipo europeo, unida al tesón de Corea, que volvía a contar con su equipo inicial, permitió realizar a los asiáticos un parcial de 0-6 en los diez primeros minutos del segundo periodo y acercarse hasta dos tantos en el marcador (22-20) en el minuto 42. El gran esfuerzo de Corea del Sur volvió a pasarle factura físicamente y poco a poco su rival comenzó a marcar diferencias para llegar a los últimos minutos con el partido resuelto pero buscando la mayor diferencia posible de goles por si se diera un posible empate a puntos entre Eslovenia, Serbia y Polonia.