Actualizado

Actualizado a las

Balonmano

Balonmano

balonmano
balonmano

Balonmano | MUNDIAL | ESPAÑA 25 - CROACIA 27

España pierde con Croacia y evita a Francia en cuartos

Los balcánicos, más acertados en los disparos y letales en los contragolpes, aprovechan el parón en ataque de los de Rivera a cinco minutos del final y remontan el partido.

Yaiza Acosta

España pierde con Croacia y evita a Francia en cuartos Ampliar
Los jugadores de la selección española defienden el lanzamiento de Kopljar. | JuanJo Martin

España y Croacia se jugaban la primera plaza o, lo que es lo mismo, cruzarse en unos hipotéticos cuartos con Francia, vigente oro olímpico y campeona del mundo. A pesar de la latente amenaza de Les Experts, ninguna de las dos selecciones salió a especular con el resultado. Croatas y españoles saltaron a la cancha sin guardarse nada en la recámara. Al anfitrión se le fue el partido a cinco minutos del final cuando, después de haber frenado a su rival a base de intensidad defensiva e ir por delante (hasta el 25-25 del minuto 55), no volvió a ver puerta. En ese tiempo, los croatas marcaron tres goles definitivos. Los de Valero Rivera acaban la primera fase como segundos de grupo, se enfrentarán a Serbia en octavos y evitan a Francia en esa hipotética ronda de cuartos.

“Seguro que van a contraatacar, a sacar de centro muy rápido”, dijo Rivera, el técnico español, antes de empezar. Los balcánicos cumplieron con los pronósticos. Los contragolpes con transiciones rápidas hicieron mucho daño a los españoles, sobre todo en la primera mitad. También la fuerte defensa croata, que evitó que España pudiera profundizar y buscar a los extremos.

En la segunda parte, España aumentó la intensidad defensiva y volvió a tomarle el pulso al partido. Croacia seguía a lo suyo, pero no pudo beneficiarse de las pérdidas de balón de los anfitriones. En el minuto 40, España ya había dado la vuelta al marcador (19-18). Pero el parcial de 4-0 para los de rojo se lo devolvió rápidamente su rival (22-23, min 52). Cupic, con ocho goles, estaba haciendo aguas la defensa española. Que Sterbik apenas apareciera —seis paradas frente a las 16 del guardameta Alilovic— y que Croacia acabase con una efectividad del 66% en sus lanzamientos —su rival hizo 48%— determinaron el encuentro.

A falta de cinco minutos para el final, el marcador lucía 25 a 25. Entonces, el ataque de España falló. Albert Rocas tuvo en sus manos el empate a 26 y con él el liderato del grupo, pero su lanzamiento dio en la madera. Croacia aprovechó su última oportunidad, terminó el partido dos goles por encima y se colocó líder del grupo D.