Balonmano

Balonmano

balonmano
balonmano

Balonmano | GRUPO C | SERBIA 31 - ESLOVENIA 33

Eslovenia gana al final y deja a Serbia como rival de España

El buen hacer esloveno en ataque, con paciencia y excelente manejo de la situación, les permitió darle la vuelta al marcador cuando más difícil se había puesto el duelo.

EFE

Eslovenia gana al final y deja a Serbia como rival de España Ampliar
El lateral de Eslovenia Borut Mackovsek tira a puerta ante el lateral de Serbia Momir Ilic. | Javier Cebollada

Eslovenia, gracias a unos últimos minutos espectaculares, se impuso en el último partido del grupo C a Serbia, que será el rival de España el próximo lunes, cuando parecía que ésta tenía controlado el enfrentamiento. Ambos conjuntos brindaron un gran encuentro lleno de trabajo y emoción en el que el buen hacer esloveno en ataque, con una gran paciencia y excelente manejo de la situación, le permitió darle la vuelta al marcador cuando más difícil se le había puesto el duelo.

El inicio fue tremendamente igualado entre dos conjuntos que no querían que el rival se escapase en el electrónico. Prácticamente cada ataque se convertía en un gol dada la superioridad del juego ofensivo sobre el defensivo y con alternativas para uno y otro equipo, aunque éstas nunca superaban un gol de ventaja. Con el paso de los minutos, y a pesar de que los eslovenos sufrieron dos exclusiones más que su oponente, abrieron una pequeña brecha en el marcador (11-14) en el minuto 22.

Los pupilos de Veselin Vukovic ajustaron el marcador cuatro minutos más tarde (15-16), pero la buena defensa eslovena propició fáciles contragolpes que volvieron a ponerle por delante con tres tantos al descanso (16-19).

La reacción en la segunda parte del equipo serbio fue contundente. Un parcial de 5-1 en siete minutos devolvió el equilibrio al encuentro (21-21) y la entrada en pista del meta Darko Stanic, unida a una gran mejoría defensiva, hizo cambiar el escenario del partido.

La fuerza, el tesón y el legendario orgullo serbio aparecieron para que su selección se colocara con tres tantos de renta ante la pájara del equipo entrenado por Boris Denic hasta en dos ocasiones, la última a falta de ocho minutos para la conclusión (29-26).

Sin embargo, y como un boxeador que se recupera tras besar la lona, Eslovenia volvió a mostrar lo mejor de sí misma gracias a su paciencia en ataque, trabajando las debilidades serbias y acabando por elegir la mejor opción. Un parcial de 1-5 en cinco minutos puso por delante a los eslovenos (30-31) a falta de dos minutos y medio para acabar, explotando, de ahí al término, la precipitación de su rival y acabando por llevarse la victoria y el liderato del grupo.