Actualizado

Actualizado a las

Polideportivo

Polideportivo

polideportivo
polideportivo

Polideportivo | BOXEO

Campillo no pudo frenar el vendaval de Kovalev

El madrileño perdió en Estados Unidos por KO técnico en el tercer asalto en la eliminatoria por el Mundial del semipesado del Consejo Mundial de Boxeo.

Jesús Mínguez
Campillo no pudo frenar el vendaval de Kovalev
Gabriel Campillo calienta antes del combate frente a Kovalev celebrado en el Casino Mohegan Sun de Uncasville (Connecticut). |

Gabriel Campillo no pudo ejecutar la segunda parte del guión con el que ya viajó en la cabeza al Mohegan Sun Casino de Uncasville (Connecticut). Ese libreto decía que Sergey Kovalev (29 años) llegaba con un récord de 20 victorias con 17 KO's conseguidos en los primeros asaltos y un nulo. Todos esos KO's logrados en los primeros asaltos. Así que se trataba de taparse ante el vendaval, alargar el lance y buscar luego la victoria a partir del ecuador del combate programado a diez asaltos.

Pero sólo se pudo ver la primera parte del guión. El ruso Kovalev salió en tromba contra el dos veces campeón mundial del semipesado. En el primer asalto, lanzó 90 golpes conectando 24 por los 14 del español de los que sólo llegó con dos. Ya ahí le hizo daño.

En el segundo, Campillo, que había sufrido anteriormente dos derrotas injustas en EE UU frente a Shumenov y Cloud con Mundiales en juego, reaccionó recuperando a ratos el centro del ring. Parecía que iría de menos a más. Pero en el tercer round de la eliminatoria por el Mundial del Consejo Mundial de Boxeo, Kovalev impuso su boxeo. Primero una izquierda recta que hizo tambalearse al de Vallecas. Luego una derecha que generó una cuenta de protección... Quedaban dos minutos para el gong. Un mundo. Izquierda abajo y directo recto. Punto final. El juez detuvo el combate.

Campillo, de 34 años, presenta ahora un récord de 24 victorias, cinco derrotas y un nulo. Un triunfo habría acercado al púgil de Maravilla Box a disputar el Mundial CMB contra Chad Dawson. Ahora, tendrá que volver a escalar desde más abajo en Estados Unidos, el mercado donde había centrado ya su carrera.