Balonmano

Balonmano

balonmano
balonmano

Balonmano | Mundial 2013 | España - Serbia

España no puede fallar ante la irregular selección de Serbia

La subcampeona europea es hoy la rival de octavos en Zaragoza. Para este choque, España recupera al extremo Rivera, además de tener a Cañellas a buen nivel.

Enrique Ojeda
España no puede fallar ante la irregular selección de Serbia Ampliar
CONSIGNAS. Valero Rivera alecciona a sus jugadores durante el entrenamiento en Zaragoza en la víspera del partido de octavos ante Serbia, que se jugará hoy. | EFE

El Príncipe Felipe tiene un reto (19:00 horas, Teledeporte): llenar una instalación que con el balonmano sólo se ha llenado en unas semifinales europeas en los buenos tiempos del CAI Aragón. Hoy es un partido crucial para España en su carrera a conquistar una medalla en el Mundial. Serbia, la actual subcampeona de Europa, es el rival en octavos de final, y dado que es la sucesora de la gran Yugoslavia, ya por eso hay que tenerla respeto. Pero es que, además, Serbia se está recuperando de una etapa aciaga y negra en la que han sido Croacia y Eslovenia, sobre todo, las que se han llevado los mejores éxitos del extinto país yugoslavo.

Posiblemente no tenga Serbia una estrella reconocida, pese a haber sido subcampeona europea en casa en 2012, pero sí dispone de jugadores de un altísimo nivel, y de hecho dos de sus estrellas de la primera línea, Ilic y Vujin, juegan en el Kiel, el mejor equipo del mundo. Son dos pistoleros, capaces de golear desde nueve u once metros. Dos jugadores que abren defensas, que lanzan desde cualquier posición, y que generan tantos problemas con su presencia que no es sencillo frenar su continua agresividad. No. Serbia, no es una ganga.

Para este choque, España recupera al extremo Rivera, además de tener a Cañellas al nivel de antes de sus problemas gástricos. Se sabe que el choque de hoy "ya es uno de los complicados, un vida o muerte", dice Maqueda, y no se escatima en solicitar el apoyo de la afición, porque "Madrid respaldó mucho al grupo", y ahora se quiere un apoyo semejante.

Regreso. Aunque Rivera ya esté para jugar, posiblemente Ariño mantenga la titularidad en el extremo, aunque tampoco es importante dado que el seleccionador suele rotar a todos. Donde puede haber cambio es en la portería en favor de Sierra, ya que Sterbik ha jugado contra Hungría y Croacia, y quizá se le reserve para evitarle jugar contra una selección que no hace mucho era la suya.

Para España llega el momento de dar el salto hacia adelante, y el capitán Alberto Entrerríos, que ha decidido abandonar la Selección después del torneo, dice: "Queremos llegar lejos. Estamos en la última parte y hay que hacer un último esfuerzo, que empieza con el partido ante Serbia, que siempre tiene grandes jugadores, además de practicar un juego de mucha altura". Y en eso está España, concienciada toda la Selección en hacer algo definitivo y productivo para el balonmano nacional.