Balonmano

Balonmano

balonmano
balonmano

Balonmano | HUNGRÍA 27 - POLONIA 19

Hungría se reencuentra y bate a Polonia para llegar a cuartos

La selección húngara se ha reencontrado con su mejor versión y ha vencido a la de Polonia por 27-19 en una gran segunda mitad de partido.

EFE

Hungría se reencuentra y bate a Polonia para llegar a cuartos Ampliar
El jugador de la selección de Hungria, Laszlo Nagy, se dispone a lanzar ante la defensa del jugador de Polonia, Bartosz Jurecki, durante el encuentro correspondiente a los octavos de final del Mundial de Balonmano, que disputan esta noche en el Palau Sant Jordi de Barcelona. | Andreu Dalmau

La selección húngara se ha reencontrado con su mejor versión y ha vencido a la de Polonia por 27-19 en una gran segunda mitad que le ha permitido una cómoda victoria, por lo que ahora se medirá a Dinamarca en los cuartos de final. En uno de los octavos de final a priori más atractivos del campeonato por la igualdad existente, Hungría, aupada por el guardameta Mikler y una férrea defensa, no ha dado opción a Polonia y ha sellado su pase a cuartos a lo grande, después de una primera fase irregular en la que cayó contra España y Croacia.

Ambos equipos han demostrado la tensión que se vive en un Mundial con una primera mitad en que ni magiares ni polacos han conseguido despegarse en el marcador. Por el bando húngaro, Ivancsik ha hecho daño a su rival desde el extremo zurdo -tres goles al descanso-, mientras que por Polonia Karol Bieliecki y Lijewski han llevado el peso ofensivo de una selección que hoy no se ha encontrado sobre la pista.

Hungría ha llegado al final de los primeros 30 minutos con una escasa ventaja de un gol (10-9), que presagiaba un partido de infarto ante las gradas del Sant Jordi, con superioridad de aficionados polacos, pero no ha sido así, puesto que la segunda mitad sólo ha tenido un color. En el inicio del segundo tiempo, los húngaros han alcanzado una ventaja de seis tantos gracias al brazo de su estrella Laszlo Nagy y al talento de Gabor Csaszar (17-11, m.43), y han podido establecer la primera diferencia importante en el marcador, con un Mikler en la portería estelar.

El meta magiar ha cerrado la portería en los primeros 18 minutos de esta segunda parte, en los que solo ha encajado cinco goles, y ha dado alas al conjunto dirigido por Lajos Mocsai. Con Polonia entregada, Hungría ha podido establecer una diferencia final de 8 tantos, circunstancia que pocos preveían al inicio de este duelo de octavos de final. La potente selección danesa, una de las claras favoritas al título, será la rival de los húngaros en cuartos de final.