Balonmano

Balonmano

balonmano
balonmano

Balonmano | CHILE 32 - AUSTRALIA 23

Chile se despide con victoria y elude el último puesto

Chile cerró su participación en el Mundial de España 2013 con una cómoda victoria sobre Australia por 32-23 que le permite eludir el último puesto del torneo.

EFE

La selección chilena de balonmano cerró su participación en el Mundial de España 2013 con una cómoda victoria sobre Australia por 32-23 que le permite eludir el último puesto del torneo.

Las dos selecciones más flojas del Mundial jugaron en Guadalajara su final particular, porque, alejadas de los focos incluso en su propio país, Chile y Australia viven de conquistas menores.

Los chilenos acudieron a España con la ilusión de superar el vigésimo segundo puesto de su única aparición previa en el Mundial. Los australianos, esperanzados con la posibilidad de volver a ganar un partido mundialista, diez años después de que lograsen su único triunfo, ante Groenlandia (26-21).

A Chile casi todo se le ha puesto en contra para conseguir su propósito. A finales de diciembre se lesionó su estrella y capitán, el pivote Marco Oneto, al que una fractura por estrés del peroné izquierdo le dejó sin Mundial. No tuvo tampoco suerte con el grupo en el que quedó encuadrado en la ronda preliminar, ni con su cruce en la Copa Presidente, donde se enfrentó al mejor sexto (Montenegro).

A Australia, que deambuló de goleada en goleada por la primera fase, no le fue mejor en Guadalajara, frente al juego eléctrico de los coreanos (14-36) y fijó su gran final para hoy.

Pero su juego aún dista del resto. Ante Chile, se mantuvieron en el partido durante veinte minutos, el tiempo que tardó el equipo de Fernando Capurro en ajustar el punto de mira (9-5).

Desde ese momento, la selección chilena fue la clara dominadora y fue ampliado ventajas hasta llegar al descanso con siete goles de ventaja (17-10).

Renta que amplió en el segundo tiempo, cuando los "aussies" se emplearon en perseguir el único reto que aún les quedaba vivo; pasar la barrera de los quince goles. Lo lograron, pero también ofrecieron al equipo de Capurro un plácido final del torneo, con Erwin Feutchmann, Patricio Martínez y Víctor Donoso como artilleros.

Chile tuvo, al menos, la posibilidad de concluir su estancia en España con una clara victoria y de eludir el último puesto.