Actualizado

Actualizado a las

Polideportivo

Polideportivo

polideportivo
polideportivo

Polideportivo | Fútbol americano

Los hermanos Harbaugh se jugarán la Super Bowl 2013

La Harbowl, como se ha bautizado a la Super Bowl 2013, ya está servida. El 3 de febrero, en Nueva Orleans, los hermanos Jim y John Harbaugh disputarán una final fratricida de la NFL.

J. M. Moreno

Los hermanos Harbaugh se jugarán la Super Bowl 2013 Ampliar
El entrenador de San Francisco celebra su pase a la Super Bowl. |

La Harbowl, como se ha bautizado a la Super Bowl 2013, ya está servida. El 3 de febrero, en Nueva Orleans, los hermanos Jim y John Harbaugh disputarán una final fratricida de la NFL. Jim dirigirá a los San Francisco 49ers, que noquearon a los Atlanta Falcons (28-24) . Y John a los Baltimore Ravens, que tumbaron a los New England Patriots (28-13). Será la primera vez que dos hermanos entrenadores se enfrenten en la Super Bowl.

John es más paciente. Su equipo derrotó a cámara lenta en la segunda mitad a los Patriots. La victoria, por inesperada porque el conjunto de Tom Brady era el gran favorito, convierte a Baltimore en un serio aspirante a la Super Bowl, a la que vuelve por vez primera desde el año 2000 cuando obtuvo su único título.

La metódica defensa de los Ravens maniató a Brady, cerró sus líneas de pase y frenó a sus receptores en el segundo tiempo, en el conjunto visitante logró tres touchdown y heló la sangre a los aficionados de los Patriots, que ya habían hecho las reservas para la gran cita de Nueva Orleans.

En ataque, Joe Flacco demostró que no es un quarterback espectacular pero sí lo suficientemente bueno para dirigir sin florituras. Ha lanzado ocho touchdowns en los últimos tres partidos y ningún defensa le ha robado la pelota.

Engreído. Jim Harbaugh es uno de los entrenadores más odiados de la NFL, engreído y hasta maleducado. Precisamente lo que quiere que sean sus 49ers, que vuelven a la Super Bowl por vez primera desde 1994, cuando cerraron su etapa mítica que empezó con Montana y terminó con Young.

Colin Kaepernick, el quarterback de los Niners y la mayor sorpresa del final de temporada, dirigió la remontada de su equipo ante los Falcons, que llegaron a perder por 17 puntos en la primera mitad.