Actualizado

Actualizado a las

Polideportivo

Polideportivo

polideportivo
polideportivo

Polideportivo | Patinaje artístico

Javi Fernández se corona como oro europeo y hace historia

Se proclamó campeón de Europa con la tercera mejor marca de siempre (274,87). Ha hecho historia porque se ha convertido en el primer español en subir a un podio continental.

Juanma Bellón
Javi Fernández se corona como oro europeo y hace historia Ampliar
Javi Fernández celebra su título de campeón de Europa en Zagreb con su medalla de oro y la bandera de España. |

Cuando suena la música de Chaplin en una pista de hielo se hace el silencio. Es la hora de la verdad. La del programa largo de Javi Fernández, el madrileño de 21 años que ha hechizado al mundo del patinaje con su salto triple cuádruple, y que ayer se proclamó campeón de Europa en Zagreb (Croacia) siendo el primer español de la historia en un podio continental.

La gran amenaza en el Dom Sportova era el francés Amodio, que le había superado en el corto (89.82 por 88.80 del español) y discípulo de Sergey Morozov, el estricto ruso que casi quita a Fernández la ilusión. El madrileño se entrenó un año con él y salió disparado hacia Toronto para ponerse a las órdenes de Brian Orser, un medallista olímpico canadiense que ha sacado lo mejor de Javi.

Con los consejos de la plata en Calgary 88, la ayuda del coreógrafo David Wilson y su madurez deportiva se ha elaborado "la bomba": el programa largo. Ese que, con la música de Candilejas, dejó sin respuesta a Amodio, que saltó a la pista sabiendo que Javi no sólo no había fallado, sino que lo había bordado con el triple cuádruple. El madrileño hizo 186,07, su mejor marca (178,43, la anterior). Javi lograba el oro europeo con un total de 274,87, con 24,34 puntos más que el francés. Era el tercer registro de la historia desde que en 2005 se instaurase el nuevo sistema de puntuación. Sólo le superan el canadiense Chan (280,98) y el japonés Takahashi (276,72).

Con ellos dos y más asiáticos, se verá las caras en el Mundial de London (Canadá) en marzo. Será la baza europea, sucediendo al mito ruso Plushenko, hombre de tierra de hielo. No como Javi, hijo de un militar y una cartera originarios de Navalacruz (Ávila), el pueblo de Iker Casillas. Formado en Madrid, lugar con apenas tres pistas de hielo, tuvo que hacer las maletas para seguir creciendo. Su irrupción en la élite es ya de por sí un milagro. Y su mirada apunta muy alto: a los Juegos de Sochi 2014.