Balonmano

Balonmano

balonmano
balonmano

Balonmano | APUESTAS | FRANCIA

Karabatic: "Al juez le he dicho lo que siempre dije, soy inocente"

"No he estado nunca inquieto, estoy contento de haber podido responder a las preguntas del juez y estoy deseando que esto acabe lo antes posible", dice el jugador francés.

EFE

Karabatic: "Al juez le he dicho lo que siempre dije, soy inocente" Ampliar
El jugador francés de balonmano Nikola Karabatic (i), acompañado de su novia Geraldine Pillet (d) a su salida del juzgado de Montpellier (Francia) para comparecer ante el juez que investiga un presunto delito de apuestas ilegales en el que está imputado, hoy, martes 29 de enero de 2013. | GUILLAUME HORCAJUELO

El jugador francés de balonmano Nikola Karabatic compareció hoy ante el juez de Montpellier que investiga un presunto delito de apuestas ilegales en el que está imputado y repitió su versión de los hechos, según la cual es inocente.

"He dicho lo que siempre he dicho", aseguró el jugador del Montpellier a la salida del tribunal, pocos días después de caer en cuartos de final del Mundial de España de balonmano.

"No he estado nunca inquieto, estoy contento de haber podido responder a las preguntas del juez y ahora estoy deseando que esto acabe lo antes posible", señaló el doble campeón olímpico, que fue interrogado durante hora y media.

Karabatic siempre ha proclamado su inocencia en este caso, que investiga el elevado volumen de apuestas efectuadas en un partido del Montpellier durante la semana pasada, incluidas procedentes de jugadores del equipo o de sus allegados.

El campeón francés asegura que no apostó y que no sabía que su novia lo había hecho.

Sin embargo, en los días previos al encuentro se descargó una aplicación sobre su teléfono móvil para seguir las apuestas y la consultó durante el partido, lo que parece indicar lo contrario.

Disputado el pasado 12 de mayo, el encuentro enfrentaba a un Montpellier ya campeón del torneo francés y que estaba invicto, contra el Cesson, un equipo que peleaba por no descender.

Luka Karabatic, hermano del internacional y hasta hace unas semanas también jugador del Montpellier, y su novia confesaron haber apostado.

Nikola ha negado haber apostado, mientras que su novia confesó haber apostado 1.500 euros a que el Montpellier se iría al descanso por debajo en el marcador.

Las sospechas sobre las altas cantidades apostadas a ese hecho llevaron a la justicia francesa a abrir una investigación por un presunto amaño de partidos y fraude en el que una docena de personas, entre ellas Karabatic, están imputados.

La acusación de amaño del partido parece difícil de demostrar, puesto que ni Nikola Karabatic ni su hermano disputaron ese encuentro, al encontrarse lesionados.

Pero los jueces siguen investigando si hubo un delito de apuestas ilícitas, ya que los jugadores de balonmano no tienen derecho a participar en apuestas deportivas.