Balonmano

Balonmano

balonmano
balonmano

Balonmano | BALONMANO | LIGA DE CAMPEONES

El Füchse corta la imbatibilidad del Barcelona Intersport

Los alemanes, que ya están clasificados, evitan con esta victoria que los azulgrana obtengan el pase matemático para la siguiente fase de la Liga de Campeones.

El Füchse corta la imbatibilidad del Barcelona Intersport Ampliar
Eduardo Gurbindo Martinez e Ivan Nincevicdurante el partido de Liga de Campeones disputado en Berlín. | OLIVER MEHLIS

El Barcelona Intersport perdió hoy su racha de imbatibilidad en la Liga de Campeones al caer en la pista del Füchse Berlín (31-30), con una gran actuación del meta alemán Silvio Heinevetter, que evitó que los azulgranas, que siguen líderes del grupo D, pudieran amarrar matemáticamente el primer puesto.

En un imponente O2 World Arena de la capital germana, lleno hasta la bandera y con un ambiente impresionante, el Barcelona dominó el primer tiempo, pero vio cómo los alemanes reaccionaban en la reanudación y se llevaban un triunfo que, aún así, los azulgranas discutieron hasta el último segundo. Un escenario difícil de imaginar cuando, en los primeros minutos, Tomás (ocho goles) inauguraba el partido con dos zarpazos veloces.

En la primera media hora, los teutones no lograron adelantarse a su rival, que incluso alcanzó una brecha de cuatro tantos (8-12, m.19). Sostenidos por una férrea defensa y en volandas de los contragolpes de sus extremos, los azulgranas maniataban a los de Dagur Sigurdsson, pese al buen hacer del extravagante meta Heinevetter, que acabó siendo decisivo con una veintena de paradas. Pero la falta de convicción y precisión en algunos ataques en la recta final del primer tiempo dejaba un 14-16 al descanso con todo abierto. Tanto fue así que un parcial de 4-0 de los berlineses tras el intermedio dejó aturdido al Barcelona y al Füchse por delante.

Aún con ese panorama y en inferioridad tras la exclusión de Noddesbo, los azulgranas lograban poner las tablas de nuevo en el electrónico y frenar el arrebato de los locales, empujados por sus incansables 13.000 seguidores (20-20, m.41).

La expectación era tal que desde ya hace una semana no quedaba ni una sola entrada disponible en Berlín. El Füchse, también clasificado para la siguiente ronda, sumaba dos derrotas en siete jornadas, pero hoy demostró ser uno de los grandes aspirantes a estar en la Final a Cuatro de Colonia.

Los azulgranas consiguieron resarcirse ante los mordiscos de los Zorros, invictos en su pista, y durante los siguientes veinte minutos se enfrascaron en un toma y daca, con intercambios de golpes y alternándose para comandar un igualado marcador (27-27, m.53). Pero algunas decisiones controvertidas de los árbitros acabaron por desquiciar a los barcelonistas, que veían como Heinevetter, con dos paradas consecutivas y muy superior a Saric a lo largo del encuentro, evitaba que el Barcelona acortara la diferencia de dos goles a falta de tres minutos (31-29).

La exclusión de Pevnov dejó a los berlineses con un jugador menos a falta de dos minutos. Juanín disparaba la tensión del partido con un tanto veloz y un minuto por delante para empatar. Pero en la última ofensiva azulgrana, Heinevetter se erigió definitivamente en el hombre del partido al detener el último tiro agónico de Montoro.