Actualizado

Actualizado a las

Balonmano

Balonmano

balonmano
balonmano

Balonmano | BALONMANO

Román: "Debimos haber ganado más dinero con el Mundial"

El presidente de la Federación Española de Balonmano dice que el Mundial de España ha cumplido con el presupuesto y lamenta la escasa aportación de las instituciones.

Román: "Debimos haber ganado más dinero con el Mundial" Ampliar
Juan de Dios Román, presidente de la Federación Española de Balonmano, en el homenaje a la selección por ganar el Mundial. | DANI SANCHEZ

Juan de Dios Román, presidente de la Federación Española y presidente del Comité organizador del Mundial de balonmano celebrado el mes pasado en nuestro país, fue el invitado de honor en la presentación del Máster en Derecho y Gestión del Deporte que dirige académicamente el bufete Gómez Acebo Pombo, y que organiza la Fundación Estudiantes gestionándose las clases presencia en el ISDE, Instituto Superior de Derecho y Economía.

Juan de Dios explicó los pormenores de la organización de un Mundial que él nunca dudó de que se llevaría a cabo, aunque los efectos de la crisis, y los cambios políticos a todos los niveles (municipales, de comunidades y nacional) le hiciesen sentirse muy preocupados a lo largo de los treinta meses en los que se dedicó a sacar adelante el campeonato.

Pero el presidente de la Federación Española, que no cargó las tintas con alguien en particular, aunque sí recordó que sólo las sedes de Barcelona y Granollers, pese a los relevos políticos, fueron la excepción en las que se cumplieron los pactos originales, destacó que el gran problema ha sido la Federación Internacional “con la que nunca nos hemos sentido cómodos trabajando”. Y tampoco salió indemne el Consejo Superior de Deportes, “que tardó mucho tiempo, y nos despistó, en retrasar el proceso de elección de nuevo presidente”, porque él quería evitar que el Mundial quedase como en suspenso mientras se elegía al presidente, cargo al que anunció, para evitar cualquier suspicacia, que no se presentaría.

Analizó la gestión del Mundial a partir de un presupuesto austero que no llegó a los nueve millones de euros, pero que a tenor de los estudios económicos “ha producido más de cuarenta millones de beneficio”. “Luego algo habremos hecho mal para ganar tan poco con un Mundial que ha sido un modelo de organización, que no ha habido ninguna queja, y que está recibiendo felicitaciones que no publicamos”, comentó el presidente.

Según sus números, la sede de Barcelona fue la que mejor respuesta objetiva ha dado al Mundial, con 64.440 espectadores, por delante de Madrid, con 53.154 (“aunque el partido contra Australia, un choque casi sin interés, reunió a 7.000 espectadores”); Zaragoza, con 48.176; Sevilla, 16.673; Granollers, 15.736; y Guadalajara, 4.449.

Nosotros teníamos el reto de que no se viesen los pabellones vacíos, y creo que somos el primer deporte en Europa que lo consigue, que en los partidos con mal horario y con equipos en los que no juega el anfitrión, la sensación de que hay público es notoria”, aseguró el presidente que reconoce que para eso “se regalaron entradas a los colegios y a los clubes de base, con lo cual han visto balonmano de este nivel un total de 20.000 niños”.

Acerca de su futuro, tiene claro que tras el 20 de abril que concluye su mandato al frente de la Federación Española, se jubilará (tiene 70 años), aunque se dedicará a estudiar, a la docencia que siempre ha sido su vida, “y a entrenar, si se puede, a algún equipo infantil”. De entrada, ayer Gómez Acebo&Pombo, le ofreció la posibilidad de que sea uno de los profesores del Masters que presentaban.