Actualizado

Actualizado a las

Atletismo

Atletismo

atletismo
atletismo

Atletismo | PISTORIUS SE DEFIENDE

"Yo no planeé matar a mi novia"

"No logro entender cómo he podido ser acusado de asesinato premeditado, porque no yo planeé asesinar a mi novia", afirmó Pistorius en una declaración leída por su abogado.

EFE / EP

Pretoria

"Yo no planeé matar a mi novia" Ampliar
Oscar Pistorius se presentó hoy ante la Corte de Pretoria en presencia de su padre Henke y sus hermanos Carl y Aimee. Negó haber matado premeditadamente a su novia Reeva Steenkamp. | STEPHANE DE SAKUTIN

El atleta sudafricano Oscar Pistorius negó hoy haber planeado el asesinato de su novia, la modelo Reeva Steenkamp, en respuesta a la acusación de la Fiscalía.

"No logro entender cómo he podido ser acusado de asesinato, por no hablar de asesinato premeditado, porque no yo planeé asesinar a mi novia Reeva Steenkamp", afirmó Pistorius en una declaración leída por su abogado ante el Tribunal de la Magistratura de Pretoria.

El velocista respondió así a la Fiscalía, que le acusa de "asesinato premeditado", en la vista que se celebra en el citado tribunal para determinar si se le concede la libertad bajo fianza que pide su abogado.

Pistorius aseguró que estaba "profundamente enamorado" de Reeva Steenkamp, y que no se dio cuenta de que su novia no le acompañaba cuando disparó contra la puerta del baño al pensar que un intruso había entrado por la ventana de esa habitación en su casa.

El campeón paralímpico se deshizo en lágrimas en el juzgado mientras que el fiscal encargado del caso, Gerrie Nel, señaló que el atleta se puso sus prótesis ortopédicas y se dirigió al otro lado de su dormitorio antes de disparar cuatro veces a la puerta cerrada del baño, causando la muerte a su novia "a sangre fría" y de forma premeditada.

Tras la actuación del fiscal, Barry Roux, abogado de Blade Runner, leyó la declaración de este  en la que afirmó que estaba "profundamente enamorado" de su novia y que no tenía la intención de asesinarla. Además, Pistorius indicó que debido a amenazas de muerte recibidas, dormía con la pistola de nueve milímetros en la cama de su casa en Pretoria pese a la seguridad que reinaba en el vecindario.

El atleta señaló que él y Steenkamp fueron a dormir el pasado miércoles pasadas las 22.00 horas, pero que de madrugada se despertó y creyó que un intruso había trepado por la ventana de su baño.

"Sentí el terror recorriéndome. No había barrotes antiladrones en esa ventana. Creí que alguien había entrado en mi casa y estaba demasiado asustado para encender la luz. Cogí mi pistola de debajo de la cama", relató en su declaración el campeón paralímpico.

Así, creyendo que si los intrusos salían del baño ambos estarían "en grave peligro", disparó varias veces hacia la puerta y gritó a su novia que llamase a la policía. Sin embargo, al darse cuenta de que ella no estaba en la cama, se percató de que era quien podía estar en el baño y, al no poder abrir la puerta porque estaba "cerrada", fue al balcón de su dormitorio y pidió "ayuda".

Entonces se puso sus prótesis e intentó tirar la puerta abajo, y como no pudo, cogió un bate de cricket para tirar la puerta abajo, encontrando a Steenkamp tirada en el suelo, pero "viva". "Luché por sacarla del baño y meterla en la bañera", indicó, telefoneando posteriormente para pedir ayuda y una ambulancia.

"Intenté dar la asistencia a Reeva que podía, pero murió en mis brazos. Estoy absolutamente mortificado por la muerte de mi amada Reeva", escribió en su declaración, que mientras era leída por su abogado, provocaba el continuo llanto incontrolado de Pistorius hasta el punto de que el magistrado Desmond Nair tuvo que detener el proceso durante varios minutos.

"Necesita concentrarse en lo que está sucediendo", le espetó al acusado. Posteriormente, aplazó hasta mañana miércoles a primera hora el juicio.