Balonmano

Balonmano

balonmano
balonmano

Balonmano | ATLÉTICO 29-ARS PALMA RÍO 25

El Atlético no se salva del sufrimiento ni ante el colista

Sufrió para doblegar por 29-25 al colista, el ARS Palma del Río, en un encuentro en el que los rojiblancos pasaron de la posibilidad de una plácida goleada a verse exigidos.

El Atlético de Madrid sufrió más de lo previsto para doblegar por 29-25 al colista, el ARS Palma del Río, en un encuentro en el que los rojiblancos pasaron de la posibilidad de una plácida goleada a verse exigidos al máximo en unos minutos finales, en los que sobresalió el jovencísimo portero madrileño Antonio Díez. Una victoria, que parecía, al menos de inicio, que llegaría casi por inercia para el conjunto madrileño, al que apenas le bastó con dotar de un mínimo de intensidad a su defensa, para ir poco a poco ahogando el ataque del conjunto cordobés, que se pasó doce minutos, del cuatro al dieciséis, sin anotar.

Sequía que, sin embargo, el Atlético fue incapaz de aprovechar para dejar sentenciado ya definitivamente el marcador, ante la irrupción del guardameta visitante Manuel López, que detuvo hasta tres contragolpes consecutivos al conjunto rojiblanco. No obstante, ni la espectacular actuación de Manuel López, portero de la selección española de balonmano playa, que cerró el primer tiempo con nueve intervenciones, una de ellas a lanzamiento de penalti de Josep Masachas pudo evitar la escapada local.

De la mano del siempre intenso Joan Cañellas y con el danés Nikolaj Markussen como brazo ejecutor, los de Talant Dujshebaev alcanzaron superados los quince minutos de juego una máxima renta de seis goles (9-3) en el tanteador. Diferencia que no creció más ante la ya habitual, aunque no por ello menos inexplicable, capacidad esta temporada del Atlético de Madrid para "marcharse" de los partidos, por muy plácidos que estos parezcan desarrollarse para los intereses rojiblancos. Circunstancia que se vio agravada en esta ocasión por el empeño de los colegiados en castigar cada mínima acción de cualquiera de los dos equipos con exclusiones y más exclusiones, que hicieron imposible dar la más mínima continuidad al juego de ambos contendientes.

Parones y más parones de los que logró sacar, al menos inicialmente, un mayor partido el ARS Palma del Río, que liderado en ataque por el veterano pivote Paco Bustos, consiguió reducir su desventaja al descanso a tan sólo cuatro goles (14-10). Pero Joan Cañellas, que sigue exhibiendo el excelente estado de forma que ya mostró en el tramo final del Mundial, no estaba dispuesto a que nada pusiese en duda el triunfo atlético y con tres goles consecutivos volvió a elevar la renta local a seis goles (17-11) en el arranque de la reanudación.

Aunque de nuevo el carrusel de exclusiones y los ya consabidos problemas del meta noruego Magnus Dahl con los lanzamientos a distancia, posibilitaron la remontada de los andaluces, que colgados de los efectivos brazos del checo Lubomir Vermirovsky y Luisfe Jiménez, se situaron a dos goles (25-23) a ocho minutos para la conclusión. Tiempo que el Atlético jugó con el jovencísimo Antonio Díaz, de tan sólo 18 años, bajo los palos, que con dos magníficas intervenciones a lanzamientos de seis metros evitó que los cordobeses pudieran ajustar todavía ajustar más el marcador. Aciertos que los rojiblancos no desaprovecharon para sentenciar definitivamente la victoria (29-25) con dos tantos finales del macedonio Kiril Lazarov, que, incluso, con el tiempo ya concluido, se permitió el lujo de errar un último lanzamiento de penalti.