Polideportivo

Polideportivo

polideportivo
polideportivo

Polideportivo | OPERACIÓN PUERTO

El Partido Popular no va a pedir explicaciones a Marta

El PP no tomará ningún tipo de medida tras conocer las informaciones de El País en las que se la vincularía a Eufemiano y a prácticas dopantes.

El Partido Popular no va a pedir explicaciones a Marta Ampliar
POLÍTICA. Abel Antón y Marta Domínguez, los dos senadores. | Mondelo

El Partido Popular no pedirá explicaciones a Marta Domínguez, senadora, sobre su relación con Eufemiano Fuentes, imputado en la Operación Puerto. Según documentos que aportó El País, esta se habría sometido a tratamientos de dopaje desde 1997 y hasta al menos el año 2005. EPO, IGF-1 y un programa de extracción y reinfusión de sangre figuran en los documentos.

"Al ser un tema referido a su actividad deportiva y no de la cámara, no creemos que el partido tenga que actuar", explicó un portavoz del PP en el Senado a AS. Marta Domínguez, que no realiza declaraciones cuando corre, tampoco quiso hacerlas ayer en su condición de senadora y remitió a su abogado, José Rodríguez.

La palentina, que lleva 14 meses en el Senado, es portavoz de Deporte en la Comisión de Educación y Deporte. En ese tiempo, sólo ha realizado una pregunta oral, a Miguel Cardenal, sobre el estado de tramitación de la nueva Ley Antidopaje, y otra escrita relativa a inversiones en Palencia. Un bagaje escaso que desde el PP justifican porque "el papel de control del Gobierno corresponde a la oposición".

Marta tiene la obligación de acudir a los plenos dos veces al mes (hoy se celebra uno) y a las sesiones de su Comisión.

Si en el ámbito político no hubo reacción, tampoco en el deportivo. La Federación Española presidida por Odriozola sigue guardando silencio y no tiene previsto abrir expediente.

Desde la Agencia Estatal Antidopaje y el Consejo Superior de Deportes recuerdan que están "tomando nota" de todo lo que está surgiendo en el juicio y esperarán a que acabe para saber si la magistrada, Julia Patricia Santamaría, accede a entregarles las bolsas de sangre.

Dos de ellas estaban identificadas como Urco, el nombre del perro de Marta, en los inventarios de los arcones que almacenaban la sangre en mayo de 2006.

Domínguez tiene condición de aforada, al ser senadora, pero eso no sería un obstáculo para una sanción deportiva. Las infracciones de dopaje no prescriben hasta los ocho años, por lo que si se demostrara que Marta hizo trampas, la Federación Internacional (IAAF) podría retirarle sus títulos.