Balonmano

Balonmano

balonmano
balonmano

Balonmano | LIGA DE CAMPEONES | VESZPREM 26 - ATLÉTICO 19

Derrota honrosa en Hungría de un Atlético de circunstancias

El Atlético cerró con una derrota la fase de grupos de la Liga de Campeones tras caer ante el Veszprem húngaro en un encuentro en el que lo peor fue la lesión de Sabanovic.

Derrota honrosa en Hungría de un Atlético de circunstancias Ampliar
Miguel Sanchez Migallon (R), del Atletico Madrid, intenta parar a Renato Sulic, del MKB Veszprem. | ANIKO KOVACS

Un Atlético de Madrid remendado y casi de saldo, en el que le faltaban cinco jugadores fundamentales (Aguinagalde, Cañellas, Balic, Lazarov y Barachet), y que actuó con sólo dos primeras líneas (Ferrer y Miguel Sánchez) a lo largo del partido, cayó en Hungría ante el Veszprem tal y como se esperaba desde que se conoció la convocatoria para este encuentro ante el equipo de Ortega, de Nagy, de Chema, de Ugalde, pero dejó patente que reúne jugadores polivalentes, con orgullo, e indomables al estilo de su propio entrenador, Talant Dujsebaev, que debe qser quien imprime el carácter al plantel.

Talant recompuso un grupo de circunstancias, con dos pivotes (Romero y Edu Fernández) en ataque, sin zurdos, con Kallman en el lateral izquierdo, y con Ferrer, que reaparecía, disputando de central todo el choque. Y el joven Miguel Sánchez apareciendo en defensa y en las dos posiciones exteriores de la primera línea.

Es imposible ganar en la Champions con un plantel reconstruido en cuatro días, y más si enfrente el grupo es nada menos que el Veszprem, que peleaba por la primera plaza del grupo, y que aspira a llegar a la Final Four de Colonia.

Sin embargo, por momentos incluso pareció que el Atlético tenía opciones, pero ni por esas Dujsebaev tiró de Markussen y de García Parrando (inéditos durante todo el encuentro) para conformar una primera línea más ofensiva, o por lo menos más lógica. No le importó ceder la victoria pensando en el futuro, y se mostró comedido ante la labor arbitral tan poco seria a la hora de juzgar las acciones de la defensa sobre Romero.

Daba igual. El tercer puesto del grupo ya era inamovible para los rojiblancos antes del partido. Lo peor, la lesión de Sabanovic (11-7, minuto 21), que no se sabe para cuánto tiempo tendrá; y lo mejor, la aportación del joven Antonio García, que sacó varios balones en el uno contra uno.