Actualizado

Actualizado a las

Balonmano

Balonmano

balonmano
balonmano

Balonmano | ADEMAR 24 - SAGUNTO 24

Un Ademar ofuscado deja abierta la eliminatoria

El Sagunto arrancó un empate en León, que bien pudo ser una victoria, ante un Ademar que acusó las bajas y el cansancio acumulado en febrero.

El Fertiberia Puerto Sagunto arrancó un empate en León (24-24), que bien pudo ser una victoria, ante un Reale Ademar que acusó las bajas y el cansancio acumulado en su exitoso febrero y se jugará en campo ajeno el pase a la Final a Cuatro de la Copa del Rey. El conjunto valenciano, que en el enfrentamiento liguero en la primera vuelta fue vapuleados en el palacio (36-26), siempre llevó la iniciativa con ventajas en varias fases del choque de hasta tres goles.

El próximo sábado, antes del partido de vuelta copero, volverán a verse las caras estos dos equipos, en este caso en la vigésima jornada de la Liga ASOBAL con diferentes necesidades para ambos, ya que los leoneses intentarán mantener su condición de invictos en la segunda vuelta y los locales romper la racha de tres derrotas consecutivas.

La buena salida local, con varias acciones al contragolpe permitieron abrir brecha (4-1, minuto 5), pero el empuje se contrarrestó por un Puerto Sagunto, organizado en su juego, serio en defensa y con un Milasevic muy efectivo en ataque, para voltear el marcador (5-6, minuto 13), lo que obligó al primer tiempo muerto del técnico Manolo Cadenas.

Ademar adolecía de un juego poco fluido en ataque posicional echando en falta a su máximo artillero Carlos Ruesga, sin que el ruso Alex Tatarintsev le supliera con acierto y en defensa también se notaba la ausencia, por sanción, de un baluarte en la zona central como el internacional bosnio Vladimir Vranjes.

Poco a poco el conjunto levantino fue imponiendo su ritmo lento, pero sin errores y supo aprovechar al máximo algunas exclusiones ademaristas para sembrar la inquietud con una renta de tres goles (8-11), mínimanente reducida al descanso, porque también Bruixolá en portería les cogía la medida a Goñi, Nantes o Tatarintsev. El panorama aún se ensombreció más tras la segunda exclusión, antes del descanso, de Iosu Goñi, aunque lo verdaderamente preocupante era el atasque en su juego frente a un rival que fue creyendo más en la posibilidad de la victoria.

Los únicos momentos de desconcierto levantino, donde el extremo Borges sacó provecho para devolver la ventaja a los suyos (15-14, minuto 40) tan solo fue un espejismo porque el despertar de Milasevic volvió a colocar las cosas en su sitio, 17-19, ocho minutos después. En el cara o cruz final hubo opciones para ambos equipos de llevarse la victoria, porque mientras los visitantes pudieron sacar provecho de la consistencia de Berrios e Iker Serrano, Ademar dispuso de la última acción con siete segundos para haber vencido, quizá sin merecerlo.