Polideportivo

Polideportivo

polideportivo
polideportivo

JUEGOS OLÍMPICOS 2020

Blanco: "Madrid 2020 no es un proyecto, sino una obsesión"

El presidente del Comité Olímpico Español dijo hoy en Bogotá que la búsqueda de la sede de los Juegos 2020, ya no es un proyecto, sino que ahora "es una obsesión".

EFE

Bogotá

El presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, dijo hoy en Bogotá que la búsqueda de la sede de los Juegos Olímpicos Madrid 2020, ya no es un proyecto, sino que ahora "es una obsesión".

"Primero es un sueño que se transforma en idea, la idea se transforma en un proyecto y ahora es ya una obsesión", dijo Blanco durante un foro en el Comité Olímpico Colombiano (COC) organizado por el periódico Marca de Colombia.Y es que los "queremos sí o sí", dijo con voz segura Blanco, que confió en que en la sesión del Comité Olímpico Internacional (COI) que se celebrará el 7 de septiembre en Buenos Aires, Argentina, Madrid sea la elegida para ser sede de los Juegos Olímpicos de 2020, para los que también compiten Estambul (Turquía) y Tokio (Japón).

Defendió que la candidatura de Madrid es sólida no solo en el aspecto financiero, sino que la gente la considera viable y la respalda. Resaltó que a la fecha el 80 por ciento de las instalaciones necesarias para los Juegos están listas y recordó que hace pocos días el mismo presidente, Mariano Rajoy, también lo aseguró. Blanco señaló que si bien es cierto que España pasa por "una complicada situación económica", no menos cierto es que justo en estos momentos es cuando "más se necesita apostar por algo".

Indicó, además, que uno de los puntos fundamentales es que la gente apoya y acepta los Juegos. Y es que según encuestas realizadas en meses pasados el 76 por ciento de los madrileños y el 81 por ciento de menores de 35 años apoyan que las justas del 2020 se hagan en la capital española.

Recalcó que al contrario de lo que se piensa, los Juegos Olímpicos no demandan una gran inversión de Madrid "porque la gran inversión ya se hizo". Destacó que la candidatura se planteó acorde con la situación que se vive en Europa, en particular en España y que lo que siempre se busca es "optimizar los recursos" sin llegar a "ser tacaños".

Dijo, además, que está probado que si Madrid es sede de los Juegos, el 60 por ciento de los deportistas de la Villa Olímpica podrán llegar en cinco minutos a su lugar de competición, el 80 por ciento en 10 minutos y el ciento por ciento en 20 minutos.

Aseguró que deportes como remo y canotaje, que estaban en los aledaños de la ciudad, se disputarán dentro de ella, con lo que se "recupera el centro de Madrid". Y remató diciendo que se ha plantado un proyecto "realista, realizable y que dejará un gran legado".

Dopaje, una guerra "difícil de ganar"

Blanco también tuvo tiempo para hablar del dopaje: "es una guerra muy difícil de ganar", pero matizó que se puede avanzar "ganando pequeñas batallas". Recordó que el COE hizo el año pasado 11.000 controles que, a su juicio, convierten a España en el sexto país del mundo que más hace estos exámenes.

Dijo que el índice de positivos en esos controles es del orden del 1,2 por ciento y que lo que realmente significa es que el 98,8 por ciento "de los deportistas españoles están limpios".

Afirmó que una de las formas de combatir el dopaje es endureciendo las penas de cárcel para todos los involucrados en casos de dopaje, es decir quienes venden el producto, los que lo fabrican y los que los consumen. "Tenemos que tener la conciencia de que no debemos aflojar en la lucha contra el dopaje", dijo Blanco, quien fue judoca.

Al referirse al escándalo de la "Operación Puerto", indicó que le era difícil "juzgar la decisión de la jueza (Julia Patricia Santamaría)" pues "al final es ella la que aplica la ley y no la puedo juzgar". Al expresar su opinión personal, Blanco indicó que le parecía "una verdadera vergüenza que un señor (refiriéndose a Eufemiano Fuentes) que se ha demostrado que comercia con el dopaje, con la salud de la gente, se le retire el carné de médico deportivo por un año".

Enfatizó en que lo mínimo sería "inhabilitarlo, como médico, de por vida" y que a partir de ahí, comenzar a investigar su vida porque "no puede ser que una persona que le haga tanto daño al deporte y a la salud, pueda reirse de todo el mundo".