Estás leyendo

Sergio Sánchez cumple dos años y anuncia un recurso a la justicia

ATLETISMO | DOPAJE

Sergio Sánchez cumple dos años y anuncia un recurso a la justicia

Sergio Sánchez cumple dos años y anuncia un recurso a la justicia

Adrián Julián

Diario AS

El leonés ya ha sido sancionado, igual que Alberto Lozano, por su positivo con EPO en julio. También pretende apelar al TAS, pero la nueva ley no contempla ese conducto.

Sergio Sánchez, subcampeón mundial y recordman europeo de 3.000 metros, tiene el dudoso honor de haberse convertido en el primer positivo y la primera sanción desde que la Agencia Antidopaje asumió los controles nacionales con la nueva ley. El leonés, a quien se le detectó EPO en julio en los Campeonatos de España de Alcobendas, al igual que a Alberto Lozano, ha sido suspendido con dos años.

El atleta hizo este jueves unas declaraciones a Efe en las que anunció que va a recurrir la resolución al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) y a la justicia ordinaria. Su primera intención es errónea, porque la nueva ley dispone que los casos nacionales, que son los tramitados por la Agencia, no se pueden someter a un arbitraje internacional, sino que han de ser apelados al Comité Español de Disciplina Deportiva (CEDD) o al órgano por el que será sustituido en el futuro. Sí podrá hacerlo a la justicia ordinaria, como cualquier ciudadano, cuando agote ese conducto.

Sergio también asegura que no ha recibido la notificación de su sanción, aunque fuentes de la lucha antidopaje confirmaron a AS que ese trámite ya se ejecutó hace más de un mes.

Con la nueva ley, la gestión completa recae en la Agencia Antidopaje, desde el control a la resolución del expediente. Las federaciones nacionales solo intervienen en último término para anular los títulos y los premios de los que han sido desposeídos. La Real Federación Española de Atletismo (RFEA) ya ha eliminado el oro y la plata de Sánchez y Lozano en los Campeonatos de España.

Después del positivo, Sergio Sánchez se trasladó a vivir a Alemania y posteriormente a Suiza, donde trabaja en una fábrica de relojes de Neuchatel, según informa el despacho de Efe: “Tenía que hacer algo para poder dar de comer a mi hijo que acababa de nacer".

Comentarios

Comentarios no disponibles

También te puede interesar